La mar de historias

Juan carlos cilveti puche

El nuevo 'coloso' de los mares

Aprimeras horas de la mañana de hoy, el cuarto coloso crucerístico de los mares ha atracado en el puerto. Procedente de los astilleros galos STX France donde ha sido construido, el Symphony of the Seas, el nuevo megabuque de Royal Caribbean, llega a Málaga para realizar su presentación mundial; un acto que traerá a las instalaciones crucerísticas malacitanas a 1.800 invitados entre periodistas de todo el mundo y ejecutivos de la naviera que, desde la capital de la Costa del Sol, viajarán hasta Barcelona para conocer cómo es la vida a bordo de esta ciudad flotante.

Perteneciente a la denominada Clase Oasis, el Symphony es el cuarto barco de esta serie; un cuarteto de gemelos que destaca por sus características técnicas y, sobre todo, por sus innovadoras instalaciones de ocio. Con cifras que superan a la gran mayoría de barcos que componen la flota crucerística internacional, la concepción de "buque total", una expresión acuñada por un alto ejecutivo de Royal Caribbean cuando el Oasis of the Seas inició en 2009 su carrera de mar, se ha convertido en una realidad. Manteniendo unos muy elevados estándares comunes que pasan por 16 cubiertas para el pasaje, siete villas-vecindarios con todo tipo de actividades, un jardín con más de 12.000 plantas o las cerca de 7.000 obras de arte exclusivas que decoran sus infinitos espacios interiores, la llegada a Málaga del Symphony of the Seas trae algunas novedades al respecto de sus hermanos; una constante que se ha venido repitiendo cada vez que se ha construido un nuevo buque de esta clase. Disponiendo de algunos centímetros menos de eslora que su anterior gemelo (362,10 m. frente a los 362,12 m. del Harmony of the Seas), el Symphony es el barco de la serie con más registro bruto: 228.021 toneladas a las que hay que añadir su mayor número de camarotes: 2.774 en los que se pueden albergar un total de 6.700 pasajeros. Con renovaciones en todo el ocio y la restauración que se pueden encontrar a bordo (las mismas que disponen sus gemelos), una de las grandes novedades del Sympony la constituyen sus suites familiares; unos camarotes de dos niveles y 125 metros cuadrados donde las atracciones infantiles centran la decoración de estas cabinas.

Frente a todas estas novedades, la llegada de este coloso constituye un fuerte espaldarazo para la industria crucerística malacitana; un reconocimiento internacional que se verá reflejado en una serie de celebraciones organizadas por el Puerto, Turismo Costa del Sol y Ayuntamiento. Con diversos actos ciudadanos programados en la zona situada junto a las estaciones marítimas de Levante, la despedida del Sympnony of the Seas se cumplimentará a las 22:00 cuando este barco, en el inicio su presentación mundial, comience su viaje inaugural desde aguas malagueñas agasajado por un castillo de fuegos artificiales.

Entre los acontecimientos más destacados en la larga e importante historia crucerística de Málaga, sin duda alguna, habría que destacar los atraques de los buques de la Clase Oasis. Después de haber cumplimentado varias campañas caribeñas, el 11 de septiembre de 2014, el Oasis of The Seas, barco que da nombre a esta serie de ciudades flotantes, escalaba en aguas malacitanas en un viaje de posicionamiento trasatlántico. Ocho meses más tarde, el 29 de abril de 2015, el Allure of the Seas atracaba en el puerto, convirtiendo a Málaga en la primera ciudad europea que tocaba este coloso de los mares. Realizando su viaje inaugural, el 3 de julio de 2016, el Harmony of the Seas visitaba las aguas malagueñas calificado como el buque de crucero más grande del mundo. Ahora, realizando su presentación internacional, el Symphony of the Seas, el cuarto gigante de Royal Caribbean está en Málaga; un muy significativo hecho que convertirá hoy al puerto malacitano en el epicentro de la industria crucerística del planeta.

Ante estas circunstancia y con el añadido de haber tenido ya a los cuatro colosos, sólo habría que pedir dos cosas: que las nuevas ciudades flotantes se sigan estrenando se en Málaga y que Royal Caribbean regrese al puerto con campañas de itinerarios redondos con embarques y desembarques completos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios