Rosa de los vientos

Pilar Bensusan

bensusan@ugr.es

Adoctrinados

Ahora que estamos asistiendo en vivo y en directo al fruto del adoctrinamiento sistemático de los catalanes escolarizados desde hace 4 décadas en Cataluña, es el momento de evidenciar el adoctrinamiento educativo que también hemos padecido los escolares andaluces durante los mismos 40 años que aquéllos. Tiempo más que suficiente para inculcarnos como un mantra -adornado con himno y bandera inventados- que Andalucía es una nación y que Blas Infante es el padre de la patria andaluza.

Pero junto a este adoctrinamiento en una estructura falsaria, construida por el andalucismo enquistado en el poder, sólo para sostener el engaño de la existencia inmemorial de su Andalucía y así poder mantener sus sillones, existe otro adoctrinamiento más sutil y subliminal, que incorpora una manipulación de la historia sólo desmontable con una minuciosa labor de investigación.

Ya he referido el engaño del referéndum por la autonomía andaluza, que ha sido manipulado durante 4 décadas bajo un falsario éxito absoluto del 28-F para formar esta Comunidad Autónoma, y que culminó con el antidemocrático Documento sobre el desbloqueo del referéndum del 28-F, de 23 de octubre de 1980 (Registro de Entrada en el Congreso de los Diputados nº 5888) y el pucherazo de la ilegal e inconstitucional Ley Orgánica 13/1980. También el ahora de pronto famoso 4 de diciembre de 1977, que se nos vende como un hito para la historia de Andalucía sólo porque hubo manifestaciones, pero no para reivindicar una nación o patria andaluza, sino sólo para no perder el carro de las concesiones autonómicas a Cataluña, País Vasco y Galicia.

Pero la manipulación de la historia llega a extremos insospechados para conformar una inexistente Andalucía. Valgan como botón de muestra los murales de Archez (Málaga) relativos a comidas y tradiciones constructivas supuestamente "andaluzas" en los siglos XIII y XIV, en lugar de nazaríes o granadinas, o del dominio merení, ocultando el del reino nazarí. O la reseña a la obra del abogado, político e historiador Miguel Lafuente Alcántara, Historia de Granada comprendiendo la de sus cuatro provincias Almería, Jaén, Granada y Málaga, desde remotos tiempos hasta nuestros días -Granada (1848) y París (1852)-, que está en el museo de Escuelas Pías de Archidona -su ciudad natal-, recortada para dejarla sólo en Historia de Granada. Y es que con pequeños detalles y con grandes mentiras se escriben las historias falsas. El resto del proceso lo hace el adoctrinamiento…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios