calle larios

Pablo Bujalance

Bisiesto

VAYA día tonto el de hoy. Eso de que el 29 de febrero se repita sólo cada cuatro años es una anomalía que al calendario gregoriano le entró por la escuadra. La práctica de reunir en este día las horas que han sobrado de la traslación de la Tierra en los últimos cuatro turnos es una estupidez supina. Alguien debería llamar al orden e impugnar semejante pérdida de tiempo. Un servidor, de hecho, tiene una propuesta que creo más beneficiosa y que expongo a continuación: un funcionario capaz de asumir la responsabilidad se encargaría de anotar las horas que año a año van sobrando al calendario occidental con sus doce meses y sus febreros con 28 días. El recuento se prolongaría durante los años, las décadas y los siglos necesarios, en los que no se contaría año bisiesto alguno. Pero al final, llegado el momento, se haría avanzar el calendario todo el tiempo acumulado en función de las necesidades reales de la gente, no para contentar a los físicos. Un ejemplo: pensemos en la siguiente crisis económica, si es que alguna vez salimos de ésta. Pongamos que los jerifaltes de Moody's, Standard & Poor's y el Banco Mundial afirman que la recesión se tomará un determinado plazo. Pues entonces sería cuestión de acelerar el calendario lo necesario hasta la culminación del mismo periodo y agotarles así las excusas. En realidad, esta medida sería mucho más efectiva si pudiera aplicarse de manera individualizada. Si aquí el firmante pudiera, por ejemplo, sacrificar sus años bisiestos y ahorrar los días sobrantes para aplicarlos cuando fuera conveniente en vacaciones, pagos de la hipoteca, entrega de documentaciones varias, satisfacción de los impuestos municipales y otras minudencias, pues todo sería miel sobre hojuelas. Y ¿acaso no es el tiempo también un derecho personal? Buena se la hizo el calendario gregoriano a Santa Teresa de Jesús, que murió el 4 de octubre de 1582 y recibió sepultada el día siguiente, 15 de octubre. Eso sí que es un ajuste.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios