Cartas

ConcentraciónLe Figaro (Francia)

Por la educación social

La memoria histórica y la Educación para la Ciudadanía deberían ir unidas en el mismo paquete en la educación social para las nuevas generaciones. ¿Por qué esto? Porque de estas enseñanzas sólo se extraerían buenos resultados para la sociedad, se le daría más valor a lo que tenemos (que no todo es malo). Porque aquí nada se ha regalado, ni la libertad de expresión ni la libertad de reunión. La democracia no cayó del cielo, la democracia vino porque una minoría con más moral que el Alcoyano, a fuerza de mucha fe y voluntad, conseguimos motivar a muchos indecisos y superar el miedo a enfrentarse al régimen de Franco. Esto no son batallitas de los viejos chochos, es la herencia que le hemos dejado a nuestros hijos, nietos y sobrinos. Así que a hacer buen uso de estas conquistas y no oír de los cantos de sirena de aquellos que pescan a río revuelto. Es así como tenemos que escribir la historia.

Terrorismo

Llevamos todos los españoles soportando 40 años los asesinatos de ETA. ¿Hasta cuándo esta sangría interminable? ¿Por qué se tolera, permite y consiente por parte de todos los estamentos del Estado movimientos y partidos separatistas? ¿Por qué dicho jefe de Estado no se moja e interviene en esta masacre inhumana del terrorismo? ¿Es más importante un rifirrafe con un político venezolano que la muerte de jóvenes guardias civiles? Las familias, amistades y compañeros ya estamos bastante hartos, cansados, aburridos y desengañados de tanta falsedad de partidos políticos que conceden medallas y condenan dichos asesinatos, pero no lo sienten de corazón. ¿Por qué no se ponen de acuerdo todos los partidos políticos, modificando la Constitución y el Código Penal implantando de una vez la cadena perpetua para estos asesinos? ¿Qué es lo que temen dichos partidos? ¿Perder votos? Cuando a ellos les interesa, si proponen un referéndum al pueblo. Refrendaría el pueblo español la cadena perpetua (para mí es más castigo que la pena capital), pues yo creo que sí, que toda España votaría a favor de un castigo justo y ejemplar. No estoy absolutamente nada de acuerdo con las palabras del político Llamazares cuando dice tan alegremente "que la democracia terminará con el terrorismo". Demostrado hasta ahora que no. Y él lo sabe; con una democracia débil, convertida en partitocracia, con políticos que se preocupan más del cargo, el poder y el dinero, con una corrupción tremenda y un sistema social injusto, es imposible terminar con esta lacra. El político tiene y debe ser valiente, y luchar y trabajar para mejorar de verdad el bienestar social del pueblo. Y también, menos medallas y lágrimas de cocodrilo con los asesinados de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Francisco Jiménez (Correo electrónico)

Hacía casi cuatro años, es decir, desde la victoria electoral del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que el conjunto de la clase política española no había desfilado en una marcha unitaria contra el terrorismo. El martes por la tarde, todos los partidos, excepto los de ANV, formación radical independentista vasca, se reunieron en la Puerta del Sol, en pleno centro de Madrid, para rechazar la violencia de ETA. Los barones de la derecha se distanciaron de la muy radical asociación de víctimas del terrorismo (AVT), que rechazó participar en la manifestación al lado de los socialistas. Esta asociación pide que se anule la resolución parlamentaria que permite el diálogo con ETA. Igualmente, acusa a los socialistas de "complicidad con ETA". Discurso radical que actualmente el Partido Popular puede difícilmente mantener. Tanto más en cuanto que, desde el final de la tregua, el ejecutivo de Zapatero lleva a cabo una ofensiva sin descanso contra ETA. No obstante, hay una cuestión sobre la que el Partido Popular puede todavía salir adelante. Se trata del futuro incierto del partido radical vasco ANV que rechazó condenar el atentado contra los agentes de la Guardia Civil. (...)

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios