Contraposición

Así como la noche existe por oposición al día, los partidos existen por contraposición entre ellos

Así como la noche existe por oposición al día, los partidos existen por contraposición entre ellos. Sólo incidiendo en las diferencias es posible destacar sobre los demás. El profesor Shameless lo concluye, con la desvergüenza propia de sus exposiciones, cuando explica cómo terminan adquiriendo más importancia las causas que cimentan los conflictos que los posibilidades de una solución consensuada. El caso del conflicto del ruido de las actividades deportivas en Málaga también demuestra que todo lo que carece de sentido puede enloquecer aún más.

El Ayuntamiento acordó firmar un convenio con la Junta para que los centros escolares permanecieran abiertos después de las ocho de la tarde y acabar con el problema. Después decidió incluir en la firma a los clubs. A la Junta no le pareció bien y se pitó prorroga. Ignoraba que para que los ruidos desaparezcan, dos políticos vestidos para un cóctel tiene que firmar un acuerdo. El martes di clase en la Universidad amenizada por los gritos y pelotazos del patio del colegio de al lado. Tras cerrar las ventanas del aula concluimos que el ruido no depende de que las actividades sean escolares o extraescolares. Ni del día de la semana. Hace dos sábados me despertó de la siesta las voces de la hinchada que animaba, no sé qué torneo, en el club social que hay a 500 metros de mi casa. Supuse que la policía local, a los que les pilla más cerca, se acercarían a pedirles contención. Como no he visto la noticia en prensa, supongo que estarían ocupados con los chavales del Club Málaga Norte de balonmano (hay que prestar atención a todos los deportes). El Ayuntamiento les ha dicho que sólo pueden usar las pistas de lunes a viernes y para entrenar. No se juegan partidos y menos en fin de semana, que son para descansar. Esos días los podrán aprovechar para echar pachangas en las canchas abiertas que hay en algunas calles. En las que cada uno juega cuando quiere. Salvo en la de calle Galeno, a donde han decidido mandar a los del CD Puerta Oscura, vestidos con sus equipaciones, porque allí no hay vestuarios. Necesitamos un conflicto para que se reconozca lo mal que lo hacen los otros. Se trata de echarse la pelota como en un partido de beisbol. Siguiendo dos reglamentos que nos impiden jugar y que, igual que han inventado, pueden modificar. En 2020 queremos ser Capital Europea del Deporte en 2020. Lo seremos. O no. Quizás nos denuncien por ruido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios