Cuestión de sentimientos

Cuando una idea se puede expresar con un dibujo, la idea está bien construida

Cuando una idea se puede expresar con un dibujo, la idea está bien construida. Pero entender la última disquisición del Sr. Iglesias sobre el problema territorial español, ni con su ayuda ni con la de la teoría de conjuntos que me enseñaron en mi EGB franquista resulta posible.

Según el profesor, un estudio realizado por miembros de su formación sobre la realidad territorial española ha concluido que en España (de la que no se discute si es un estado pero no se aclara si es un país) existen "naciones, sentimientos populares, regiones históricas y otros". España (estado) es un conjunto formado por cuatro subconjuntos (naciones): Cataluña, la nación vasca, la gallega y la española. Y por definición de nación: sin intersección entre ellos. De ello se infieren tres conclusiones. Primera. Como el todo no puede ser parte y todo al mismo tiempo, España no puede formar parte de España. En conclusión, para estos libre pensadores, la nación española no puede ser España. Segunda o ¿qué es la nación española? La división propuesta coincide con la que propuso Artur Mas en 2002. Solo que en ese caso las naciones eran Cataluña, Euskadi, Galicia y Castilla. De la igualdad de los tres primeros elemento se concluye la del cuarto: la nación española es Castilla. Lo que lleva a la tercera conclusión: Iglesias debe querer los votos de la antigua Convergencia. Como es obvio que Canarias no forma parte de Cataluña, Euskadi ni Galicia, la nación española (Castilla para los amigos) está formada por las dieciséis regiones restantes. Que se dividen, en función de que tengan más sentimientos o historia, entre "sentimientos populares" y "regiones históricas". Más un tercer grupo sin chicha ni limonada. Si finalmente sumamos que el estudio también concluye que la nación española también se puede encontrar dentro de las otras tres naciones, definidas a su vez como "plurinacionales", el diagrama de conjuntos resultante es un borrón y necesita una tesis doctoral de la facultad de Políticas de la Complutense para aclararlo.

El profesor Maximum Shamaless, recoge en su libro Aventuras por España el intento de unos profesores universitarios de clasificar a los españoles en cuatro categorías. Mariquitas, lo parecen y no lo son. Maricas, lo son y no lo parecen. Maricones, lo parecen y lo son. Y mariconazos, ninguno de los casos anteriores, pero España está llena. Al parecer, igual que de nacionalidades.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios