Cartas

Defensa de la familiaSüddeutsche Zeitung

Sistema educativo andaluz

El otro día fue uno de los pocos de mi vida en los que me avergoncé de ser andaluz. Fue al conocer los resultados comparativos de la evaluación de nuestro sistema educativo. Qué fallo más enorme hemos cometido. ¿Cómo hemos permitido que esos resultados salgan a la luz pública? Espero que, al menos, dimita algún responsable de comunicaciones de la Junta. Ahora hay que buscar justificaciones. "Es que el día del examen todos nuestros alumnos y alumnas habían tenido fiebre, habían pasado la noche entera vomitando y con diarreas. Y, claro, así no pudieron rendir como debían". Ésta sería la más creíble de todas las excusas que he escuchado... Un consejo a los responsables: hagan lo que hacen sus malos estudiantes. Si no sabéis, copiad. Pero copiad de los números uno, que sois capaces de hacerlo de alguno más torpe que nosotros. Ah, disculpas, qué error. No hay nadie más torpe que nosotros en toda España. Andalucía no es mediocre. En educación es deficiente.

Miguel Acedo (Correo electrónico)

El freno del ladrillo

Ya se ha despedido 2007 y parte de lo que se había pronosticado se ha cumplido. No sabemos si la crisis de la construcción que se avecina es porque tiene unas causas profundas o, simplemente, porque, como dice el adagio, basta que se diga un rumor, que las cosas van mal, para que ese rumor sea cierto. Por todo ello, tenemos que tener en cuenta que, sea como fuere, las empresas tendrán que pensar en parte en reconvertirse y en parte en entender que todo no es poner ladrillos. Que puede haber otras actividades paralelas. El problema del ladrillo y su auge ha sido la alta rentabilidad del mismo, es decir, la alta capacidad de especulación y de ganar dinero, que hoy se ha visto sensiblemente mermada. Pero es lógico que no siempre todos los negocios tengan que ser para forrarse. Ahora se estila invertir en los nuevos países del centro de Europa o en Marruecos, donde los precios y la mano de obra son más baratos. Sea como fuere, eternamente no se puede edificar ni siempre hay necesidad de más y más construcciones. Muchas veces el mercado inmobiliario se ha podido alimentar de expectativas falsas y ahora está cosechando parte de lo que se ha sembrado. Pensemos que no todo es industria del ladrillo, que existen otras industrias y otras alternativas, quizás un poco menos rentables, pero no por ello menos necesarias ni menos estables a lo largo del tiempo. El problema es que la industria del ladrillo, como muchos procesos económicos, tiene sus ciclos. Lo importante de todo ello es ser capaz de ver que, aunque determinados sectores de la economía caigan, pueden compensarse con el renacimiento de otros.

Eduardo M. Ortega (Correo electrónico)

Durante mucho tiempo, los socialistas optaron por la moderación en su relación con el clero archiconservador. Diez semanas antes de las elecciones al Parlamento, el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por si acaso, no ha querido ni siquiera mostrarle sus límites al arzobispo de Tenerife. Sin embargo, ahora la paciencia del Gobierno parece haberse agotado. El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha rescindido con el año nuevo su disposición a poner la otra mejilla. Presume que bajo las sotanas se encuentra el espíritu de la dictadura de Franco de 1939 a 1975: "El nacional-catolicismo ha entrado en la campaña electoral de mano de la jerarquía eclesiástica y de la derecha más reaccionaria". El motivo ha sido la que por el momento ha constituido la última muestra de una serie de manifestaciones masivas del clero, que se celebró el domingo dedicada a la concepción católica de la familia. Los católicos españoles están firmemente en manos de los teo-cons ultra-fundamentalistas alrededor del influyente arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela". (...)

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios