Apunte

José Antonio Carrizosa

Desgaste

UN sondeo de opinión no tiene otra virtualidad que ofrecer una foto fija de la percepción social en un momento muy determinado: el momento en el que se le pregunta a los ciudadanos. Sobran, por tanto, especulaciones a futuro o intentos de leer en él lo que pueda pasar de aquí a dos o tres años. Como le gusta decir a los políticos que salen malparados en las encuestas, el único sondeo que importa es el que se hace el día de las elecciones ante las urnas. El que se ha encontrado el lector en la portada de este remozado periódico del domingo, y en el amplio detalle que podrá leer en las páginas de Andalucía, tiene el valor de aproximarnos a lo que piensan los andaluces apenas cinco meses después de que en las urnas refrendaran una nueva aunque ajustada mayoría absoluta. Es el modelo de gobierno que lleva rigiendo los destinos de nuestra tierra desde hace 26 años, los últimos 18, además, con el mismo presidente.

Y el mensaje más claro que los ciudadanos lanzan tanto al partido que los gobierna como al único que tiene posibilidades reales de sucederle es que se vayan pensando un recambio porque las caras que hasta ahora le han servido de estandarte están gastadas. No es sorprendente: la perpetuación en el poder de Manuel Chaves y la impotencia reiterada de Javier Arenas para arrebatárselo dibujan un panorama cansino y, ciertamente, poco apasionante.

La situación, cada vez más complicada y con perspectivas de complicarse todavía más, requiere fórmulas imaginativas y savia nueva capaz de provocar ilusión y confianza. Estamos asistiendo en las últimas semanas a fenómenos económicos y políticos sorprendentes. ¿Cómo calificar, si no, la resurrección de Gordon Brown en el Reino Unido, que está haciendo correr ríos de tinta? Nos queda todavía mucho por ver y Andalucía no va a permanecer al margen de los nuevos tiempos que ya apuntan en el horizonte. Harán muy bien los estados mayores de PSOE y PP en tomar nota y sacar conclusiones de lo que piensan, hoy por hoy, los andaluces, porque el futuro puede terminar atropellándoles.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios