Cartas

EconomíaFinancial Times

Experimentos en animales

El pasado sábado tuvo lugar en Barcelona una cita importante. Se convocó una protesta contra el sufrimiento provocado en los animales que son víctimas de los laboratorios de experimentación. Es imposible precisar cuántos animales son maltratados, torturados, mutilados y asesinados anualmente en nombre de la ciencia. Resulta imposible porque muchos científicos, sabedores de que sus actividades son inútiles e impopulares, mantienen el secreto y rechazan facilitar detalles acerca de los animales que utilizan, aunque se podría decir que alrededor de 125.000 experimentos son realizados al día en todo el mundo. Según el interesante libro de Vernon Coleman titulado ¿Por qué debe cesar el genocidio de animales?, deducimos que la mayor parte del dinero que la industria gasta en experimentos con animales proviene de las empresas farmacéuticas y de la industria cosmética. Entre ambas se gastan una fortuna en la investigación de nuevos ingredientes y productos potenciales. Aunque ninguna de las organizaciones implicadas (tampoco los gobiernos y las asociaciones benéficas) están preparadas para admitir que los experimentos con animales no tienen valor, porque si lo hacen sus trabajos anteriores quedarán desacreditados, sus logros permanentemente devaluados y los productos deberán volverse a comprobar, o retirarse. Más aún, sabrán que han gastado sus vidas en labores moralmente inexcusables, indefendibles e inútiles. René Descartes fue uno de los pensadores más brillantes de la historia del siglo XVII, pero tenía ciertas lagunas y puntos débiles. La más importante fue su creencia de que los animales no tenían vida consciente, ni deseos, ni sentimientos, ni emociones. Los gritos de dolor de los animales, declaraba Descartes con la seguridad de un hombre inspirado por prejuicios religiosos, eran comparables al chirriar de máquinas.

Hoy día muchos animales son criados para fines de investigación, porque los científicos son de la opinión de que los animales no poseen la capacidad de sentir. Sin embargo ellos sienten de forma similar a los hombres sufrimiento, dolor y también miedo ante la muerte antinatural.

José Vicente Cobo (Correo electrónico)

Reloj del autobús 16

Hace ya por lo menos dos meses que en la parada de la Alameda del autobús número 16 no aparece la información sobre el tiempo restante para que llegue el próximo coche. Puede parecer una tontería, máxime cuando está demostrado que el sistema funciona bastante regular (son innumerables las ocasiones en las que pone que el autobús llegará en 4 minutos y tarda 10, o al revés), pero, sobre todo a partir de las 22.00 es un auténtico suplicio porque he tenido que esperar muchas veces hasta 40 minutos el autobús y, además, sin poder moverme de la parada porque no sé si va a llegar en cinco minutos o en 35. Por cierto, el mensaje de teléfono móvil en esa parada tampoco funciona, pero los operadores sí lo cobran.

Jesús Santana (Málaga)

La economía española se está enfriando peligrosamente. 'Actualmente, el riesgo de una recesión es considerable', ha declarado Véronique Riches-Flores, economista jefe para Europa de Société Genérale. A esto cabe añadir que, en opinión de muchos expertos del sector de la construcción, esta rama se ve cada vez más abocada a una crisis. 'La situación es realmente preocupante' declaran en un estudio los economistas de UBS. El mercado inmobiliario ya fue motivo de preocupación para los españoles en 2004. Aún así, el conjunto de la economía brilló durante largo tiempo con unas robustas cuotas de crecimiento. Pero ahora los puntos débiles hacen su aparición con cada vez más ímpetu. Los datos actuales fomentan este temor entre los expertos. 'No tenemos una crisis económica, tenemos un par de problemas', ha intentado tranquilizar a sus compatriotas el presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero en una entrevista radiofónica. No en vano, los españoles votan en marzo un nuevo Parlamento. Muchos expertos cuentan con que el país acabe ahora en mayor medida en el punto de mira del Banco Central Europeo. 'La debilidad de España refuerza nuestro pronóstico de que el BCE bajará los tipos', dijo Riches-Flores.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios