Al margen

Ramón Triviño

Estopa

EN tanto que los equipos de campaña de Magdalena Álvarez y Celia Villalobos se ponen de acuerdo, o no, para la celebración del cara a cara entre las aguerridas candidatas, éstas han optado por empezar a repartir estopa y, quizá, ir así marcando el territorio. "Mi niña, que te crees que eres una virreina", dicen que espetó la ex alcaldesa a la ministra, a través de mensajeros. "Mujer, estas muy nerviosa y deberías tranquilizarte", vino a responder la cabeza de lista del PSOE, que repite donde le dejan que su contrincante en el duelo electoral no ha sido capaz ni de hacer buena oposición. Vamos, que no ha hecho nada.

La supuesta condición de ambas de "mujeres de armas tomar" las ha convertido en centro de atención mediática a nivel nacional, calificación de la que tratan de desmarcarse las dos señoras diputadas. Por ejemplo, Magdalena Álvarez peregrina de una a otra televisión local, tratando de demostrar que es una mujer como otra cualquiera, eso sí, muy trabajadora. Realmente, la titular de Fomento gana en las distancias cortas, sobre todo si la entrevistadora es también mujer. Dice que cuando llega del Ministerio tiene que hacer los arreglos, como cualquier hija de vecina. Que prefiere los platos de cuchara, pero al que realmente le gusta la cocina es a su marido. Y que, en estos días de frenesí político, en el poco tiempo de ocio que le queda, lo que de verdad le apetece es quedarse tumbada en el sofá. Villalobos, auténtica máquina electoral, también sabe que en estas fechas es menester que los potenciales electores puedan comprobar que los candidatos son de carne y hueso. Y para demostrarlo, ayer domingo se fue de paellada con la Asociación de mayores y mujeres Bailongo.

Pero en estas vísperas electorales, en las que los candidatos son los principales protagonistas, hay otros aspectos que pasan más inadvertidos para los cronistas, pero que no pueden ser dejados de lado por las consecuencias que puedan tener en el proceso. Así, este pasado sábado, coincidiendo con la visita de Mariano Rajoy a Málaga, el movimiento crítico del PP Todos unidos siempre hizo pública una carta abierta dirigida a Javier Arenas, presidente regional, en la que además de reincidir en sus clásicas reivindicaciones solicitando más democracia interna, amenazan con no ejercer el papel de interventores y apoderados en la jornada del 9-M, con invalidar sus papeletas para los comicios autonómicos y con no marcar la casilla del aspirante al Senado Joaquín Ramírez. Nuevo motivo de preocupación para la ajetreada cocina de los populares malagueños.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios