LA GRAN LABOR DE LA FUNDACIÓN MCDONALD

No hay peor trago para una familia que una enfermedad grave de un niño que además requiera una hospitalización larga. Con la idea de acoger a las familias de menores enfermos que sean tratados en el Materno Infantil, la Fundación Ronald McDonald cumplió ayer una vieja aspiración, al abrir su segunda casa en Málaga. En un solar junto al centro sanitario cedido por la Diputación, ofrece 14 habitaciones para cuatro personas cada una.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios