Justicia tardía contra la era GIL

HAN sido necesarios diecinueve años para que los tribunales dicten una condena en firme que prueba que tres de los pilares que el alcalde Jesús Gil utilizó en su primer mandato al frente de la Alcaldía de Marbella diseñaron un plan para desviar dinero del Ayuntamiento a un entramado formado por 31 sociedades municipales, para abonar todo tipo de encargos a supuestas empresas proveedoras sin ningún tipo de control o fiscalización. En total, el Supremo cifra en 24,3 millones de euros el montante del desfalco sufrido por las arcas municipales en aquel periodo 1991-95. La alta magistratura española ratifica las penas de seis años de cárcel para Juan Antonio Roca, gerente entonces de Planeamiento, así como los nueve años de prisión para el abogado José Luis Sierra, encargado de crear la estructura societaria, y los ocho para el asesor fiscal Jorge Cartel, que se ocupó del control de esas entidades municipales alimentadas con los fondos económicos del consistorio. Esta sentencia, además, volatiliza cualquier posibilidad de que el también presunto cerebro de la trama descubierta por la operación Malaya contra la corrupción urbanística en la localidad costasoleña consiga la libertad condicional antes de que se celebre el próximo mes de junio el juicio por esta causa. Roca cumplirá en marzo cuatro años de prisión preventiva, el máximo tiempo que permite la ley. El Ayuntamiento de Marbella ya ha anunciado que "rastreará" hasta el último euro de estos tres delincuentes para reintegrar a Marbella la riqueza de la que la despojaron. Dos sociedades propiedad de la familia Gil también figuran como condenadas a hacer frente a la responsabilidad civil subsidiaria. De momento, tras el fallo del Supremo ya se puede comenzar de inmediato a ejecutar los embargos trabados sobre las propiedades de los condenados. Un pobre bagaje si se analiza el papel principal jugado por el ya fallecido regidor. Estamos ante una sentencia que clarifica sólo la primera parte del saqueo sistemático del que fue objeto la población emblemática de la Costa del Sol. Se hace justicia con Marbella, pero llega muy tarde.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios