Cartas

PreocupacionesThe Economist

Fisioterapia y Pilates

Soy fisioterapeuta y el motivo por el que escribo simplemente a modo informativo sobre una alternativa de tratamiento y prevención para los dolores de espalda: Pilates y la fisioterapia (escuelas de espalda en seco o fisiopilates). Trabajo llevando grupos de paciente, que han mejorado sus dolencias y su calidad de vida gracias a estas clases, por ello solamente me gustaría concienciar a la gente sobre la importancia de adoptar buenas posturas y la forma de aprender a lograrlo. La proliferación de los dolores de espalda en la población ha impulsado la aparición de las llamadas escuelas de espalda en seco o fisiopilates, que actualmente ofertan tanto los complejos hospitalarios y deportivos. Se trata de unas clases de gimnasia en grupos reducidos de personas controladas por fisioterapeutas, en las que se reciben charlas sobre anatomía, normas de higiene postural y ejercicios para prevenir y mejorar las afecciones corporales. Esta gimnasia no sólo contempla un aspecto físico, sino también hace hincapié sobre un aspecto mental. A través de la realización de una secuencia de ejercicios, individualmente cada persona reflexiona sobre su desequilibrio músculo-esquelético. Dentro de nuestra salud y bienestar, el tener una buena postura es algo fundamental. De nada sirve estar muy en forma si se está desalineado. Por ello, debemos de lograr ser conscientes de tener un buen control postural y llegar a hacer que esto se convierta en un hábito. Tener conciencia del propio cuerpo es difícil. Cada persona suele adoptar una postura determinada, en la que se encuentran desequilibrios óseos y musculares como puede ser: un aumento de la curvatura lumbar, un adelantamiento de los hombros, una separación de las rodillas... A través de la combinación de ambas disciplinas, el método Pilates y la fisioterapia, se trata el fortalecimiento de zonas débiles y el alineamiento corporal. En conjunto, enseñan a encontrar un adecuado ajuste postural, basado sobre todo en la concienciación de mantener y conservar las curvas fisiológicas de la espalda y en mejorar la coordinación muscular y el control.

Beatriz López Aguilar (Málaga)

Aclaración

Estimados compañeros, veo con preocupación que determinados sindicatos y la Administración están confundiendo a la opinión pública, a la prensa y a los profesionales de la educación vertiendo informaciones erróneas, como la de que CSI-CSIF apoya la orden de incentivos. La postura de CSI-CSIF ha sido desde el inicio muy coherente y clara, se ha opuesto desde el primer momento a la orden de incentivos, no ha apoyado el criterio de priorización a las plantillas de los centros adscritos al plan, ha exigido la dimisión del director general de Recursos Humanos y ha recurrido la orden de incentivos el pasado día 28 de marzo, solicitando incluso la paralización cautelar.

Francisco de los Santos (Correo electrónico)

Han emergido dos grandes preocupaciones. La primera es la fortaleza del euro. Un dólar más débil está dirigiendo un incremento de las exportaciones americanas; un euro más fuerte es probable que tenga el efecto contrario en Europa. La segunda preocupación es el mercado inmobiliario. Europa pude haber evitado el desastre de las sub-prime americanas, pero en varios países los precios de la vivienda han estado más burbujeantes que en América. Están ya cayendo en España y en Irlanda. Y, más allá de la zona euro, están comenzando a hacerlo en el Reino Unido. El país de Almunia (el comisario de economía de la UE) parece especialmente vulnerable. Almunia mantiene que los comentaristas anglosajones son excesivamente pesimistas sobre el futuro de España. Pero los signos de una aguda ralentización están claros incluso para el reelegido presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha anunciado un estímulo fiscal que ayude a España a superar "la turbulencia". Debido a que España recientemente ha representado un gran trozo del crecimiento de la eurozona y cerca la mitad de todos los puestos de trabajo creados, su ralentización será claramente notada. (...)

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios