Editorial

Rajoy gana el primer asalto

UNA semana antes del congreso nacional del Partido Popular, que se celebrará en Valencia, Mariano Rajoy se declara confiado en el respaldo de la organización y dispuesto a integrar a todos los dirigentes que deseen colaborar lealmente con él. Tras el anuncio definitivo del diputado Juan Costa de que no va a presentar una candidatura alternativa, el congreso se presenta como un paseo para Rajoy, que ha acaparado los avales de casi todos los compromisarios, urgidos por la necesidad de cerrar la crisis y por la presión objetiva del aparato del partido. Falta por saber cómo van a plasmar su rechazo los sectores del PP que han cuestionado con gran eco el liderazgo del actual presidente del partido. Lo que está claro es que no van a cejar en su empeño. Después de perder por segunda vez consecutiva unas elecciones generales, Mariano Rajoy ha dejado de ser el referente indiscutible para estos sectores, que han desencadenado una feroz lucha por el control del primer partido de la oposición, disfrazada sin éxito de disputa ideológica, ya que no puede decirse que Rajoy haya cambiado sus principios ni que las ponencias políticas que van a ser debatidas supongan un cambio estratégico en profundidad. En realidad, la única variación que pretende Rajoy parece más encaminada a una cuestión de talante en las relaciones del PP con el Gobierno y con los partidos nacionalistas, así como en la imagen ante la sociedad, que el actual líder intenta que sea moderada y centrista, lejos de la crispación anterior que le ha impedido acceder al voto de las capas sociales menos proclives a la tensión y más indecisas en su voluntad electoral. No obstante, Rajoy debe saber que la presión de sus rivales internos continuará y que su liderazgo habrá de superar las elecciones parciales previstas en el futuro inmediato. De hecho, antes de las generales de 2012 habrá un nuevo congreso nacional del Partido Popular, que tendrá la última palabra sobre el candidato a desalojar a los socialistas de la Moncloa. Es muy aventurado pronosticar que será finalmente Mariano Rajoy.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios