el espontáneo

Realidades

ULTIMAMENTE, observo, vislumbro, olfateo una serie de hechos o acontecimientos que posiblemente hace tan solo unos años no me hubiese fijado o quizá no hubiesen ocurrido. Por poner un ejemplo, en Suiza donde yo estaba convencido que se hacen relojes, se abren cuentas secretas, residen espías y fue siempre neutral en todas las guerras, resulta que hay un diputado negro. Leí hace tiempo, en un artículo de Juan José Millás, que en EEUU una mujer fue violada por siete curas uno detrás de otro cuando tenía 16 años, lo patético es que para más inri, fue en fila india y para recolmo cuenta nuestro brillante articulista que la mandaron abortar a Filipinas. Quizá porque allí las puestas de sol son las más hermosas del planeta, según el general McArthur que lo sentenció después de exhalar una bocanada de su pipa y hacer que el emperador Hiro-Ito mordiese el polvo al final de la Segunda Guerra Mundial, claro que les tiraron dos bombas atómicas, una en Hiroshima y otra en Nagasaki.

En una universidad de Pamplona se ha hecho un estudio sociológico y resulta que más del 90% de la gente prefiere ir al infierno antes que al cielo: será porque el infierno le sugiere metafóricamente jaraneo y el cielo un auténtico tostón viendo a Dios en todo momento.

En una encuesta hecha en Berkeley (California) para alcanzar la felicidad, se entiende que terrenal, el ideal es ganar 12.000 dólares al año, ni un dólar más ni un dólar menos (viviendo en casa de tus padres o con una tía soltera). Pues tanto por defecto como por exceso, se es infeliz. Con lo cual Botín con un sueldo de mas de 4.000.000 dólares al año estará cabreado todo el año. Un grupo de genetistas del país galo han descubierto que los hijos engendrados por padres viejos en luna llena salen más inteligentes, con lo cual yo estoy esperando que mis hijas ganen el próximo campeonato de sudoku y otro de ajedrez con Kasparov y retirarme al cuerno de África que es donde menos contaminación hay según un informe de la OMS.

En un gimnasio facial de Hannover se hacen ejercicios de papada, frente y boca, previo calentamiento, con lo cual la gente aumenta su autoestima y merma su cuenta corriente.

Los chavales llevan por término medio una mochila que pesa como una bombona de butano y según el último informe Pisa estamos a la cola en educación de la UE, por detrás de Bulgaria y confunden la guerra de las Galias con el bombardeo de Guernika.

Emilce Dio Bleichmar, psicoanalista y directora de Elipsis, de la Universidad Pontificia de Comillas, ha dicho que el narcisismo femenino se basa en el modelo maternal del "todo por amor". "Por eso las mujeres en lugar de matar, sufren."

Este artículo se lo dedico a mi compañero de pupitre, el catedrático emérito de sociología Juan Maestre Alfonso que hace más de 50 y cinco años me regaló El último mohicano, que aún conservo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios