Desde dentro

Rubén: unido a Best y Gascoine por el polifacético McMurdo

BILL McMurdo, escocés de nacimiento, y representante de Rubén, no es un agente al uso. A sus 65 años, puede seguir presumiendo de ser el primer agente FIFA en obtener la licencia en el Reino Unido. Dicho privilegio le llevó a representar, ni más ni menos, que al mito George Best, con quien mantuvo una relación profesional durante 14 años. La nómina de sus apoderados llegó a incluir también a Paul Gascoigne, quien de su mano dejó Saint James's Park, donde se había criado, para engrosar las filas del Tottenham, una de las operaciones más recordada de la década de los 80. Luego, le llevó a Italia para vestir el celeste del Lazio. Algo de lo que él presume y que también le convierte en histórico fue el traspaso de Maurice Johnston. La peculiaridad del mismo residía en que era la primera vez, después de la Primera Guerra Mundial, que un jugador cambiaba el Celtic para defender la camiseta del Rangers. Se rompía así el mítico Old Firm, término con el que se conoce la terrible rivalidad histórica entre católicos y protestantes. Decir su nombre en Europa es mentar palabras mayores. De hecho, McMurdo tuvo una participación muy activa en el nacimiento del polémico artículo 17 de la FIFA, ese que habilita a un futbolista a comprar su libertad y rescindir unilateralmente su contrato (recientemente Cesc meditó recurrir a él para cambiar el Arsenal por el Barcelona). Algunos le consideran pionero de la medida. El primer gran movimiento que se le conoció en España fue la firma del técnico escocés Jock Wallace por el Sevilla en la temporada 86/87. La operación con Rubén, facilitada por su intermediario en España, José Manuel Espejo, le ha traído de vuelta a la Liga. Todo un personaje.-J. L. Malo

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios