Al margen

Ramón Triviño / Almargen@malagahoy.es

Sarpullidos

EL PSOE de Málaga se está viendo afectado por erupciones leves en su cutis, sarpullidos propios de la época estival, urticaria que de no ser tratada de forma conveniente se puede transformar con posterioridad en importantes problemas de salud. Primero ha sido en el pequeño municipio axárquico de Sayalonga, donde tras el terremoto que supuso la salida de la Alcaldía del histórico José Luis Navas, acaba de perder la mayoría de la que gozaba desde hace quince años, tras el abandono de la disciplina socialista de tres de sus siete concejales.

Después ha llegado lo de Ronda, donde ese auténtico personaje que es el alcalde Antonio Martín Lara, ha aprovechado la canícula para darle la patada de la Concejalía de Obras al que otrora fue uno de los militantes con más peso del PSOE malagueño, Juan Fraile.

Un relevo del ex alcalde rondeño y ex presidente de la Diputación que se realiza alegando su falta de popularidad, con la bendición de Francisco Cañestro, y con el silencio, se supone que cómplice, de la dirección provincial socialista de Miguel Ángel Heredia, aunque sectores del partido en la Ciudad del Tajo han llegado a calificar la decisión de auténtico "atrevimiento" y solicitan la marcha atrás.

Estos dos casos, unidos a la necesidad de introducir cambios en las candidaturas de otros municipios donde durante los últimos años se han producido circunstancias excepcionales, en algunos casos derivadas de procedimientos judiciales, abren la puerta a la incertidumbre y, por lo tanto, a la existencia de hipotéticas fricciones internas.

Mientras tanto, en el escenario ahora festivo de la capital, los aspirantes a la Alcaldía se afanan en buscar fórmulas que se adapten a sus necesidades de precampaña. Sorprendió la celeridad con la que el equipo del actual regidor popular, Francisco de la Torre, decidió llevar a cabo la presentación de su anunciado proyecto estrella de rehabilitación de la Plaza de la Merced. La convocatoria para la mañana del jueves llegó a los medios de comunicación pasadas las 22,30 horas de la noche anterior. Nadie explicó las razones de tanta urgencia para un proyecto anunciado al principio del mandato.

De otro lado, María Gámez, que es consciente de la necesidad de incrementar sus por ahora bajos niveles de popularidad, se plantó en los accesos al ferial, antes de su inauguración oficial, para exponer la idea de dar un uso permanente al enorme recinto urbano. En definitiva, cuestión de imaginación. Si no que se lo pregunten a la concejala Teresa Porras a la que la rumorología atribuye la idea de colocar una representación del famoso pulpo Paul en el Cortijo de Torres señalando a Málaga como Capital Cultural de Europa en 2016. Ella sí que sabe.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios