Un acuerdo por la moderación salarial

LA patronal y los sindicatos, después de dos semanas en las que parecía imposible que llegaran a acuerdos en relación a la reforma del mercado laboral y a la negociación colectiva, tareas que les había impuesto el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy hace ya más de un mes, alcanzaron ayer un pacto de mínimos en favor de la moderación salarial que consiste en fijar la subida de sueldos para el año 2012 en un máximo del 0,5%, mientras que el tope para los dos años posteriores (2013 y 2014) se situaría una décima por encima de esta cifra. Este leve incremento en el valor de los salarios, que viene a ser una especie de reducción indirecta si se tiene en cuenta que evolución de la inflación tiende a ser muy superior, está condicionado a que no se supere el objetivo oficial del IPC (2%) y a la evolución de la economía nacional, lo que supone un ejercicio de pragmatismo por parte de los dos principales agentes sociales. No es la única cuestión en la que ambos han llegado a acuerdos:la estructura de las cláusulas de revisión salarial también sufrirá cambios y se ha dado luz verde, a falta de ratificación por parte de las asambleas correspondientes de estas organizaciones, a una serie de medidas de flexibilidad interna en conceptos como la jornada de trabajo, las horas extraordinarias y otras cuestiones que deberán desarrollar la patronal y los representantes de los trabajadores en el propio seno de las empresas. La negociación colectiva, además, se orienta en favor de los convenios de empresa, pero sin perder el ámbito provincial. Ambas partes evitan con este acuerdo que el Gobierno del Partido Popular legisle de forma unilateral todas estas cuestiones, al tiempo que permite lanzar un mensaje a los mercados en favor de la competitividad de nuestra economía. Falta, sin embargo, un acuerdo similar para otras dos cuestiones sustanciales, las más polémicas de la reforma laboral:la contratación y el despido. Sería deseable que ambas partes hicieran un esfuerzo para cerrar un acuerdo completo que evitase una reforma laboral sin consenso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios