EL Parlamento Europeo ratificó ayer -por 369 votos a favor, 225 en contra y 31 abstenciones- el acuerdo agrícola entre la Unión Europea y Marruecos. Un acuerdo que contempla una liberalización inmediata de un 45%, en valor, de las exportaciones de la UE, porcentaje que en un plazo de diez años aumentaría a un 70%. Los sectores de frutas y hortalizas, las conservas alimentarias, los productos lácteos y los oleaginosos serán objeto de una liberalización total. Por parte de la Unión Europea, el acuerdo establece la inmediata liberalización del 55% de las importaciones procedentes de Marruecos. Mientras que Europa asegura que en la mejora de las concesiones en el sector de las frutas y hortalizas, que constituye un 80% de las importaciones de la UE, se ha tenido en cuenta el grado de sensibilidad de cada producto, las organizaciones agrarias -UPA, Asaja y COAG- creen que a medio y largo plazo tendrá una incidencia extremadamente negativa en España, y en particular en Andalucía. En concreto, cifran en 2.400 los millones de euros que se perderán cada año en todo el país, 1.000 de ellos en Andalucía. El número de puestos de trabajo que se destruirán puede llegar a los 350.000. El nuevo convenio establece, por ejemplo, nuevos cupos de entrada de tomate -con especial incidencia en Granada y Almería- alcanzando las 225.000 toneladas el año de la entrada en vigor, hasta alcanzar las 257.000 en la cuarta. Con ser grave el aumento del cupo, lo que más preocupa al sector no es tanto el nuevo acuerdo como su cumplimiento. Durante la vigencia del anterior, el control de las fronteras ha sido nulo. Tenemos por delante, por tanto, un acuerdo que va a beneficiar de forma clara a las empresas españolas y francesas, que pueden producir en Marruecos con menos costes, especialmente en mano de obra, y que perjudica de forma clara al sector productor, es decir, a los agricultores, que difícilmente van a poder competir en igualdad de condiciones. Urge, pues, que a cambio Europa apruebe compensaciones al campo español, damnificado una vez más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios