El balcón

Ignacio / Martínez

El espejo griego

LA solución de compromiso entre los gobernantes griegos y los socios del Eurogrupo se ha producido sobre el modelo clásico. Un alto responsable de la Unión Europea me dijo una vez que la UE es un club de intereses, no una congregación de hermanitas de la caridad. El sistema de resolución del conflicto responde a ese modelo.

Al club de intereses no le convenía que Tsipras y compañía sacaran a su país del euro, ni amenazaran con una quita, por la exposición de las haciendas nacionales a la deuda griega, ni dieran un mal ejemplo que propagase por otros países su oferta política. Y a Grecia le interesaba cortar la sangría de evasión de capitales: más de 20.000 millones desde diciembre; sólo este viernes mil millones. Evita así un corralito, con la prórroga del rescate por cuatro meses.

Clásica ha sido también la escenificación del desencuentro de cara a las opiniones públicas respectivas. Y la venta en Alemania y Grecia de un acuerdo in extremis en el que ambos ganan. El club tiene esas normas de respeto y cortesía.

España tiene un riesgo ante la deuda griega que supera los 27.000 millones de euros. Unos nueve mil directos, entre créditos concedidos por el Eurogrupo o deuda comprada por el Banco Central Europeo, y otros 18.000 avalados a entidades financieras privadas que compraron deuda griega. Así que una quita supondría un bocado para las arcas nacionales.

Pero el espejo griego empieza a jugar en contra de la austeridad a ciegas implantada por Alemania. El inteligente presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo durante ocho años, ha dicho esta semana que la troika ha pecado contra la dignidad de los ciudadanos en Grecia, Portugal e Irlanda. Ha sugerido que hay que revisar el trato a estos países, y que para no hipotecar el futuro de otras generaciones con más deudas hay que potenciar su crecimiento.

Esto vale para Grecia, Portugal e Irlanda, pero también para España. Les recomiendo el suplemento con 83 gráficos para comprender la crisis y sus efectos que publica este mes la prestigiosa revista Alternativas económicas. Ahí tienen una foto precisa de cómo la crisis ha devastado este país. Y cómo ha sido un buen negocio para Alemania, que paga menos por su deuda que antes de la crisis, mientras que España paga el doble. Cómo la austeridad ha hundido la economía de los socios del club en el sur de Europa: el PIB ha decrecido en Grecia un 23% entre 2007 y 2013, en Italia un 8,6%, en Irlanda o Portugal un 7%, y en España un 6%. O cómo un plan de inversión pública conjunta en la UE duplicaría sus efectos beneficiosos en términos de crecimiento y empleo.

Cuando se piden a Atenas más reformas, habría que añadir que las políticas de Bruselas también deben cambiar para sacar a la economía europea de su estancamiento. Hay que reformar el club para que siga representando los intereses de todos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios