BREVIARIO

Alejandro V. Garcia

Los límites del Rey

ME parece muy bien que el Rey medie entre unos y otros para patrocinar un pacto de Estado contra la crisis. Intermediar, recomponer, apaciguar son tareas que van incluidas en el oficio de Rey. Y punto. En el proceso de intervención del Jefe del Estado hay un límite bien definido por la Constitución, el que corresponde exclusivamente al poder político, que el Monarca no ha excedido pero que tampoco debe traspasar. La derecha mediática, sin embargo, está empeñada en interpretar la iniciativa real como una enmienda a la acción de gobierno. Me consta que ésa no es la actitud del Rey, pero me inquieta que algunos se empeñen en atribuir al Monarca unas propósitos que exceden sus atribuciones. El diario Abc titulaba ayer: "El Rey se vuelca en impulsar un pacto frente a la crisis ante la inacción del Zapatero". ¿Corresponde al Rey intervenir cuando considera que el Gobierno democráticamente elegido no está a la altura de las circunstancias? Evidentemente no. Son los partidos los únicos que deben (y pueden) hallar un punto de sintonía para sacarnos del atolladero en el que nos encontramos. Y si el Rey arrima el hombro, mejor. Pero una cosa es una mediar y otra tutelar el Gobierno. Una cosa es un pacto anticrisis y otra un gobierno de salvación. ¡Hasta ahí podríamos llegar!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios