La "neutralidad activa" de Griñán

LA posición del secretario general del PSOE andaluz y presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ante el inminente congreso federal socialista parece determinada por la prudencia. El propio Griñán, que envió a su número dos, Susana Díaz, a la presentación pública de los dos candidatos ya formalizados, Pérez Rubalcaba y Chacón, la ha definido como de "neutralidad activa", queriendo significar con ello que no se decantará por ninguno de los dos candidatos hasta el final del proceso electoral interno que desembocará en el congreso de febrero, a celebrar en Sevilla. Lo que sí puede asegurarse es que no respaldará a ningún otro aspirante que pueda surgir y que la pugna, para él, queda reducida a los dos exministros de Zapatero. La prudencia obedece en buena parte a la peculiar situación del PSOE de Andalucía, que habrá de concurrir unas semanas después del congreso a unas elecciones autonómicas que son trascendentales para la propia organización y para todo el PSOE en su conjunto, ya que aquí está el último reducto de poder socialista en el ámbito regional excepción hecha del País Vasco, que tiene otras connotaciones. Griñán trata de evitar por todos los medios a su alcance que en el congreso federal la organización andaluza aparezca, en puertas de unos comicios, derrotada por alinearse con la opción que resulte perdedora. Ya le ocurrió al PSOE de Chaves cuando apoyó a Bono en el congreso en que saldría elegido secretario general un desconocido Rodríguez Zapatero, pero este nuevo fiasco sería más grave. Lo más probable es que, llegados al congreso, los dirigentes del PSOE andaluz terminen apoyando al candidato o candidata que vean con más posibilidades de victoria. Aun así, hay que resaltar que el voto de los delegados será individual y secreto y que ninguno tendrá un mandato imperativo de las bases que los elijan. Por otro lado, Griñán no ha conseguido que todo su Gobierno mantenga la neutralidad, ya que algunos consejeros trabajan ya abiertamente por la candidatura de Chacón y es probable que otros lo estén haciendo, con más discreción, por Rubalcaba.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios