Puntazos

La primera piedra

UNA regla no escrita dice que los dos grandes partidos políticos no suelen meterse en los asuntos internos del contrario. Aunque luego es cierto que casi nunca se respeta. Pero causa extrañeza que el PP de Málaga saliera ayer por boca de su secretario provincial a dar lecciones de democracia al PSOE, porque esta formación política ha decidido suspender los procesos de primarias en ocho grandes municipios de la provincia malagueña y muestre su preocupación porque un millón de malagueños no tendrán, según su opinión, la oportunidad de contar con los mejores candidatos posibles para las próximas municipales. No aclara en su nota el dirigente su propia vida. Por ejemplo, si se le dio oportunidad de votar a todos los militantes de su formación su candidatura a la Alcaldía de Rincón o el resto de las que Mariano Rajoy presentó hace una semana en la Axarquía. Desgraciadamente ni los dirigentes de PP ni los del PSOE pueden presumir de democracia interna cuando está en juego alcanzar o mantener el poder. Lástima de tanto ejercicio de cinismo político.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios