Iglesias carga contra IU y afirma que no cederá al "chantaje"

  • El líder de Podemos critica que, "sólo tras las elecciones, a algunos les ha entrado la prisa por confluir"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cargó ayer duramente contra Izquierda Unida (IU), a la que se refirió como el "pitufo gruñón" de la formación morada desde su nacimiento hace un año y medio, y cerró de forma rotunda la puerta a cualquier tipo de confluencia con la coalición. "No voy a ceder a ningún chantaje", sentenció.

Así lo aseguró en un duro discurso durante el mitin que celebró Podemos en Vallecas para cerrar el denominado Foro del Cambio' que la formación desarrolló ayer en el barrio madrileño, con más de 30 mesas de expertos y representantes de la sociedad civil, para recabar propuestas de cara a elaborar su programa para las próximas elecciones generales.

"La gente va a ser la que nos lleve a ganar las elecciones. Las puertas siguen abiertas para todos. Para la gente sí, para los partidos no", defendió, para criticar que "a algunos sólo después de los resultados electorales les ha entrado la prisa por la confluencia".

Así, defendió que "los revolucionarios de verdad, no los de las banderitas y los posters, saben que hay que tomar decisiones difíciles". "Es tiempo de una revolución democrática", proclamó, al tiempo que avisó de que Podemos no tiene "la obligación moral de salvar a la izquierda" pero sí de "mantener alta la llama de la justicia social".

Por su parte, el secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, atribuyó ayer el surgimiento de la iniciativa Ahora en Común a "los damnificados" por la irrupción de Podemos en el mapa político, pero rechazó la estrategia de crear un frente de izquierdas que -dijo- sólo beneficia a quienes no quieren el cambio.

"Desde nuestra irrupción le dimos una pequeña sacudida al tablero electoral, y hay damnificados por esta sacudida del tablero que ahora intentan acudir a las elecciones con mejores perspectivas electorales", enfatizó. Algo que es muy "legítimo", admitió, pero que no entra en la "idea fuerza" de construir una nueva mayoría que tiene Podemos, que pretende agrupar a gente que ha podido votar a PP, PSOE o abstenerse, unidos por esa voluntad de cambio.

Para Errejón, las "sopas de siglas" no son "el camino" ni van a "traer el cambio" y, si bien admite que "falta mucha gente para ese cambio" y que Podemos seguirá tendiendo la mano, considera desde "el respeto" que "no es tiempo de la coalición de izquierdas", sino de una "mayoría popular".

En esta línea, el ex dirigente y cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero criticó el surgimiento de la iniciativa Ahora en Común y avisó de que "una suma de cabecitas de ratón no constituye sino un ratón Frankenstein que no va a ser capaz de generar ningún tipo de emoción en la ciudadanía". "Cuando cerca de las elecciones surgen fuerzas alternativas casi siempre están lastradas por un oportunismo que cuanto menos hay que mirar con sospecha", advirtió.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios