"Me levantaron en volandas y me metieron a la fuerza en una furgoneta"Chávez dice que Herrero "irrespetó a Venezuela"

  • El eurodiputado del PP Luis Herrero acude en calidad de observador al referéndum que se celebra hoy en Venezuela y es expulsado a Brasil tras llamar "dictador" a Chávez · Herrero dice que fue "un secuestro"

"Estaba tomando un café en el hotel, cuando llegó una persona vestida de paisano que se identificó como policía y dijo que debía esperar un mensaje que enviarían para mi". "Después, llegó otra persona que se identificó como representante de la Cancillería junto a seis u ocho policías, que me levantaron en volandas y me metieron a la fuerza dentro de una furgoneta". "Mantuve la incertidumbre sobre el destino hasta que al cabo de un rato una de las personas que iba en la furgoneta dijo que me llevaban hacia el aeropuerto". Se consumaba así la expulsión a Brasil del eurodiputado del PP Luis Herrero -relator de la secuencia-, que había acudido a Venezuela en calidad de observador del referéndum que se celebra hoy. "No sé si en términos jurídicos, pero en términos coloquiales creo que secuestro es una palabra que se ajusta muy bien a lo que sucedió", declaró a Efe.

Herrero llegó a Venezuela en calidad de observador internacional invitado por la oposición para participar en el referéndum que determinará si se aprueba la enmienda constitucional para establecer la reelección indefinida del presidente venezolano, Hugo Chávez. Pero fue expulsado del país a petición de la Comisión Nacional Electoral (CNE) después de hacer unas declaraciones en las que manifestaba su desacuerdo con la ampliación del horario electoral de la consulta de hoy. "Temo que pueda ser utilizada esa nocturnidad para tratar de hacer un tipo de maniobra que no sea legal, que no sea democrática", declaró el eurodiputado popular, que además llamó "dictador" a Chávez.

El Gobierno español no tardó en reaccionar. El Ministerio de Asuntos Exteriores llamó a consultas al embajador venezolano en España, Alfredo Toro Hardy, para que comparezca ante el director general para Iberoamérica. Además, el titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, emitirá una queja formal por el trato recibido por Herrero.

La CNE alegó que "no le corresponde a los observadores políticos" emitir juicios de opinión sobre "las actuaciones del poder electoral" ni sobre "el proceso en curso". Por ello y, "dada la gravedad de estas declaraciones", la CNE no sólo no emitió la credencial como observador para Herrero, sino que pidió expresamente a la Cancillería y al Gobierno venezolano su expulsión del país.

Poco tiempo después, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Venezuela informó de que el eurodiputado español había abandonado el país rumbo a Brasil.

Herrero llegó al aeropuerto de Sao Paulo en un vuelo de la aerolínea Varig que partió de Caracas y en el que fue embarcado sin siquiera conocer el destino, según explicó a Efe. Herrero ratificó las críticas que hizo al Gobierno venezolano, que al parecer fueron las que motivaron su expulsión. "Después de escuchar relatos de alcaldes de la oposición sobre el miedo que existe y las amenazas del presidente Hugo Chávez a sus adversarios, dije que esos comportamientos son propios de una dictadura y no me rectifico ni me arrepiento", apuntó.

"¿Se puede hacer esto con un diputado? Estamos perplejos y sorprendidos por la actuación del presidente del Gobierno y digo el presidente del Gobierno porque la Policía ha dicho que venían en nombre del presidente (Chávez", lamentó el eurodiputado popular Carlos Iturgaiz.

La oposición venezolana califica de "secuestro" la expulsión de Herrero. El presidente del Comité de Organización Política Electoral Independiente, Luis Ignacio Planas, condenó el incidente: "En una operación de secuestro, lo sacaron, lo retiraron a rastras, sin permitirle recoger sus cosas y el pasaporte".

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, trató de quitar hierro al "lamentable incidente" de la expulsión del eurodiputado Luis Herrero, al que calificó de "indigno", y confió en que "no empañe" las relaciones con España.

"Tengo la fe de que este lamentable incidente producido de manera intencionada por ese indigno eurodiputado no empañe para nada las excelentes relaciones que tenemos con el Gobierno español y mucho menos con el pueblo español", manifestó Chávez en rueda de prensa.

El presidente venezolano dijo que lamentaba que el eurodiputado haya venido "a irrespetar (sic) a Venezuela y a sus instituciones", al referirse a supuestas declaraciones de Herrero en contra del proceso electoral venezolano. "A Venezuela se la respeta", subrayó Chávez, en su encuentro con corresponsales de prensa extranjeros en el Palacio presidencial de Miraflores.

Chávez leyó unas declaraciones de la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, quien dijo que "los observadores internacionales no pueden intervenir durante un proceso electoral".

La dirigente socialista sí señaló que si el eurodiputado español hizo declaraciones sobre el proceso en marcha "habría incumplido el código de conducta".

Al concluir su lectura, Hugo Chávez expresó su "agrado" con el "buen juicio de una líder del PSOE" y manifestó que esta es "la verdadera alma de la España que queremos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios