Alcaldes exigen la reparación de la vía que une la Serranía con la A-7

  • Los regidores esperan que colectivos sociales y económico se adhieran a la plataforma

Siete alcaldes de municipios de la comarca de la Serranía de Ronda y de la Costa del Sol Occidental crearon ayer en Casares una plataforma para exigir a la Junta de Andalucía que arregle la carretera A-377, que conecta 30 municipios de la Serranía con la Costa del Sol y el Campo de Gibraltar. La iniciativa, según sus fundadores, está abierta a los vecinos, empresas y colectivos sociales. La última intervención del Gobierno regional en la carretera fue en 1994. Aquel proyecto "creció de un buen sistema de drenaje en algunos tramos y de una buena capa de asfalto en toda la vía que soportara la circulación existente", explicó la regidora de localidad anfitriona, Antonia Morera. La falta de actuaciones desde entonces ha provocado la aparición de baches y resaltes en distintos puntos de la vía, lo que supone "el deterioro de los coches que la transitan y los accidentes que se producen". A lo más que han llegado los alcaldes ha sido a ver anteproyectos en los que se preveían partidas próximas a los cuatro millones de euros. "Las propuestas se quedaban fuera por cuestiones económicas. Pero proyectos serios no los hemos visto nunca", explicó Morera.

La dificultad de transitar por la carretera impide, según la munícipe de Casares, el desarrollo del tejido industrial de la zona. "El sector más afectado es el turismo, primordial para la supervivencia de nuestros pueblos", añadió. Los munícipes aseguraron estar dispuestos a mantener "cuantas entrevistas sean necesarias" con la Junta para exponerles "la urgencia de acometer un arreglo integral de la vía".

La alcaldesa de Manilva, Antonia Muñoz, lamentó que no se aprovechara el crecimiento del turismo rural y gastronómico que vivió la zona hace diez años para arreglar las infraestructuras de estas localidades. "Esto demuestra que hemos estado abandonados por las instituciones supramunicipales. Es hora de que la Junta coja el toro por los cuernos e incluya una partida para reparar el firme de la vía", añadió.

La alcaldesa de Jimera de Líbar, Mayte Domínguez, que también es diputada en el Parlamento andaluz por el PP, adelantó que los presupuestos de la Junta para este año no se recoge ninguna partida con la que realizar el proyecto. "Tenemos que ser conscientes de ello", advirtió. De los alcaldes congregados ayer, Muñoz era probablemente la más sensibilizada con la reivindicación, ya que el Ministerio de Fomento se comprometió a reparar los destrozos que un temporal causó en una rotonda del municipio hace cinco años y aún no ha cumplido el acuerdo. El munícipe de Gaucín, Pedro Godino, recordó que en la campaña electoral de los anteriores comicios autonómicos "los candidatos nos prometieron una vía paisajística". "No queremos este tipo de vías. Ni autovías ni autopistas. Lo que exigimos es una carretera decente y no este camino de cabras que padecemos", apuntó.

Los otros alcaldes que se manifestaron fueron el de Benalauría, Eugenio Márquez, y la de Benarrabá, Silvestre Barroso, y la teniente de alcalde de Cortes de la Frontera, Juana María Blanco. Al acto no acudieron los alcaldes socialistas de las localidades afectadas por el mal estado de la vía. La regidora de Casares les invitó a sumarse a la iniciativa, "porque no es un acto político sino una forma de exigir una mejora en la comunicación". "Vamos a seguir haciéndolo gobierne quien gobierne la Junta", advirtió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios