Antequera quiere ahorrar 200.000 euros en gasto energético

  • Su plan incluye reducir la potencia de las farolas y cambiar el combustible para calentar el agua de la piscina

El Ayuntamiento de Antequera ha iniciado la puesta en marcha de un plan de ahorro energético con el que pretende reducir hasta en 200.000 euros anuales el gasto por consumo de energía de las instalaciones municipales y del alumbrado público. Entre las medidas que ya se encuentran en marcha está la reducción de la intensidad de luz en las farolas de las calles de la ciudad, que bajará a partir de las 22:00, lo que supone adelantar la aplicación de la medida una hora, puesto que hasta la fecha se producía a las 23:00. Con ello, las luminarias perderán un 50% de su potencia habitual.

No obstante, la medida no estará vigente todos los días y se aplicará de domingo a jueves, coincidiendo con las jornadas en las que las calles de la localidad tienen un menor tránsito peatonal, según explicó el delegado municipal de Medio Ambiente de Antequera, Juan Alvarez. Desde el Consistorio ya se estudian fórmulas para apagar una de las tres fases del alumbrado público, con la intención de irse adaptando de forma progresiva a la nueva normativa autonómica sobre contaminación lumínica. "Hay que tener en cuenta, en este sentido, que la ciudad de Antequera está sobreiluminada", dijo Álvarez. Esta adaptación, según los cálculos municipales, supondría un ahorro mensual de 4.000 euros, lo que supone un total de 48.000 euros al año.

Por otra parte, también se va a proceder a cambiar el tipo de combustible que se utiliza para el calentamiento del agua de la piscina cubierta municipal y del pabellón Fernando Argüelles, que pasarán a utilizar gas natural en lugar del gasóleo y propano que utilizan en estos momentos. La medida se espera que pueda conllevar un ahorro del 53%, dado el incremento que han sufrido los combustibles que se vienen utilizando. Con esta acción se busca reducir el gasto en otros 66.000 euros.

También se tiene previsto el redactar un plan director para el cambio de todo el alumbrado público de Antequera, que persigue mejorar la eficiencia de las lámparas, y que contará con la colaboración de la Diputación provincial. Para ello se optará por implantar de forma progresiva los mismos sistemas que ya se están utilizando en zonas de reciente remodelación, como es el caso de la calle Encarnación. Este paso se prolongará durante todo un año, tiempo estimado para poder efectuar el cambio de las 7.000 bombillas que componen el alumbrado de la ciudad del Torcal, y que conllevaría un ahorro anual de 60.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios