Aparece en Antequera la caja fuerte robada al empresario 'Sandokán'

  • Una banda de atracadores asaltó su chalé de Córdoba y le robó este objeto y un coche

La caja fuerte que el fin de semana pasado fue robada en el chalé del empresario Rafael Gómez Sandokán en la calle Sansueña de la capital cordobesa ha aparecido en Antequera, aunque de momento se desconoce el dinero que se han llevado los atracadores.

Fuentes de la Policía Nacional han informado de que la caja fuerte está a disposición de la Guardia Civil de esta localidad y que "están haciendo las pruebas pertinentes y el análisis correspondiente" para dar con los autores del robo. Mientras tanto, la Policía también continúa con las investigaciones, aunque no ha precisado si existen sospechas sobre los ladrones. Las fuentes sí han confirmado que también se llevaron un vehículo de este empresario cordobés, imputado en el caso Malaya contra la corrupción urbanística en Marbella.

Según publicó ayer el Diario Córdoba, una banda de atracadores, posiblemente compuesta por ciudadanos del Este, asaltaron la noche del sábado el chalé del empresario. La reconstrucción de los hechos, según distintas informaciones recabadas, comienza con la entrada de los asaltantes al chalet sobre las 22:00. Los ladrones permanecieron durante varias horas en el interior, para abandonar la casa ya entrada la madrugada.

Los asaltantes -varias personas, aunque el número no está especificado- habrían entrado al recinto por la parte de atrás, usando una ventana de la cocina para acceder al interior del inmueble, en el que no se encontraba ni Rafael Gómez ni ningún miembro de su familia. La casa estaba custodiada por un guarda de seguridad.

Los atracadores, que al parecer iban armados con pistolas, sorprendieron al guarda, a quien maniataron para operar con libertad en el interior del chalé. Mientras varios individuos se desplegaban por las habitaciones del inmueble en busca de una caja fuerte, uno de los miembros de la banda se quedó junto al vigilante para tenerlo controlado. La caja fuerte fue desempotrada de la pared.

Una vez que se hicieron con este objeto, abandonaron el chalé, también con un vehículo de la marca Mercedes propiedad del empresario cordobés. La huida la emprendieron, además, asegurándose de que el guarda de seguridad no daría la alarma. Uno de quedó controlando para que no lo hiciera hasta pasado un rato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios