Aprobado un nuevo pago a proveedores por importe de 1,9 millones de euros

  • PSOE e IU votaron contra la medida al considerar que supone aumentar el endeudamiento

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ronda aprobó ayer en Pleno el firmar el convenio para ejecutar un nuevo pago a proveedores acogiéndose al plan puesto en marcha por el Gobierno central, por el que serán abonadas facturas por un importe de 1,9 millones de euros. Los partidos de la oposición, PSOE e IU, votaron contra este acuerdo, alegando de que este modo lo único que se consigue en aumentar la deuda a largo plazo del Consistorio, al tiempo que consideran que se tendrá que recurrir a más impuestos y dar menos servicios para poder hacer frente al pago de los intereses. Además, desde IU calificado este paso como una "imposición de la troika", al consideran que se encubre una nueva forma de dar dinero a la banca privada desde los ayuntamientos.

Mientras tanto, la alcaldesa rondeña, Mari Paz Fernández, visiblemente molesta con el voto contrario de la oposición, señaló que "los empresarios no trabajan gratis para los ayuntamientos por muy públicos que sean", al tiempo mantuvo que "estamos manteniendo empleo con este pago a las pequeñas y medianas empresas de la ciudad". La regidora también culpó a la Junta de Andalucía de llevar al Ayuntamiento al punto de tener que pedir una nueva ayuda financiera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios