La Audiencia de Málaga anula la condena al ex alcalde de Sayalonga

  • El tribunal precisa que aún cuando la construcción no se acomodara a la Ley del Suelo puede ser corregida en el ámbito administrativo en vez de en los juzgados penales

La Audiencia de Málaga ha revocado el año de prisión y los nueve de inhabilitación que el Juzgado de lo Penal número 11 impuso al ex alcalde de Sayalonga José Luis Navas (PSOE), por un delito contra la ordenación del territorio. Los magistrados de la Sección Tercera precisan en su sentencia que la actuación de Navas al conceder una licencia en suelo no urbanizable y después abrir un expediente de disciplina urbanística que fue archivado "haya alcanzado per se un contenido de gravedad suficiente para justificar" la aplicación de la norma penal.

Aunque la sala admite que la construcción realizada excedía "de los términos de licencia concedida y en posible no estricta acomodación al régimen del suelo", "pudo y puede ser objeto de corrección en el ámbito administrativo", puesto que en junio de 2008, ocho años después de darse la autorización municipal y transcurrido un año desde que se archivo el expediente inicial, se abrió otro procedimiento que concluyó con un expediente sancionador por infracción urbanística. Esta postura coincide de pleno con la tesis que mantienen los alcaldes de la Axarquía que defienden que los delitos contra la ordenación del territorio se depuren en los juzgados de lo contencioso administrativo y no en los penales.

Además, el tribunal argumenta que no se ha acreditado de forma "inequívoca la existencia de dolo", o sea que no se ha probado la voluntad del ex alcalde de quebrantar la ordenación urbanística, al tiempo que alude al principio de duda en beneficio del acusado (in dubio pro reo) porque no se puede considerar probado un hecho "si no ha superado las dudas que inicialmente tuviese sobre él".

La Sección Tercera de la Audiencia considera probado que en 1998 un ciudadano extranjero solicitó una licencia para levantar una vivienda unifamiliar en el paraje conocido como pago Batahiz. El permiso fue concedido en 2000, aunque con la condición de que no podrían iniciarse las obras hasta que no se presentara el proyecto de ejecución y la dirección facultativa. En 2006 la Consejería de Obras Públicas comunicó al Ayuntamiento que se estaba levantando una vivienda en suelo no urbanizable que podría ser objeto de infracción urbanística. Un técnico municipal realizó una inspección y comprobó que las obras se realizaban con una licencia pedida en 1998 que no había sido renovada. Navas, entonces, abrió un expediente urbanístico y acordó la paralización de los trabajos, pero en 2007 decretó el archivo del procedimiento, en el que constaba la anotación "no conforme" del secretario. En 2008, la Consejería de Obras Públicas volvió a notificar al Ayuntamiento que había realizado una casa lo que motivó la apertura de otro expediente sancionador.

El ex alcalde y actual concejal de Sayalonga tiene abierto otro procedimiento judicial por cuatro presuntos delitos urbanísticos por los que la Fiscalía le pide cuatro años de prisión y 36 de inhabilitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios