Autorizan el convenio con Tragsa para construir la piscina cubierta

El Pleno del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria aprobó ayer el convenio con la empresa pública Tragsa, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Una salida que ha encontrado el equipo de gobierno después de que el concurso se quedara desierto tres veces y estuviese entre los proyectos pendientes desde 2007. IU no estuvo de acuerdo y votó en contra, ya que teme que para su financiación "haya recortes en otras áreas municipales".

El alcalde, Francisco Salado, explicó que el acuerdo será remitido para su firma al Ministerio y que una vez realizado este trámite, podrán comenzar las obras. "Tenemos previsto que los trabajos para la construcción de la piscina comiencen en un mes aproximadamente. Ahora hemos tomado un nuevo camino que va a permitir que Rincón de la Victoria haga realidad un proyecto tan demandado por los vecinos", manifestó durante la sesión

Salado indicó que, gracias al convenio con Tragsa y la retarifación que supone que una empresa haga la obra, los gastos del equipamiento se reducirán en un 12%, es decir, en algo más de 500.000 euros, por lo que la inversión de la obra será de 3,8 millones de euros en lugar de 4,3 millones. Además, el Consistorio podrá abonar la piscina en 36 mensualidades, independientemente de que la obra finalice antes de ese tiempo.

El alcalde recordó que este nuevo equipamiento contempla un centro deportivo compuesto por piscina cubierta polivalente de seis calles y 25 metros de longitud, piscina de enseñanza, gimnasio, spa, tres salas de deporte de interior y servicio de cafetería.

La parcela en la que se construirá el edificio tiene una extensión de 18.350 metros cuadrados, de los que 4.895 están reservados para la construcción de equipamiento cultural y otros 2.117 para bolsa de aparcamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios