El Ayuntamiento de Mijas reconoce facturas sin fiscalizar por 1,3 millones

  • El equipo de gobierno del PP tendrá que revisar las partidas de gastos e inversiones porque esta cuantía no estaba prevista en el presupuesto de 2012

Pleno largo y complicado el que se vivió ayer en el Ayuntamiento de Mijas. Sobre la mesa se pusieron varios puntos, entre ellos el reconocimiento por la vía extrajudicial de una serie de facturas, las cuales hasta ahora no estaba fiscalizadas, por valor de 1,3 millones de euros. Una cuantía que será asumida en el presupuesto municipal previsto para este año, lo que obligará a revisar las partidas de gastos e inversiones. Entre estas facturas, según explicó el concejal de Economía, Mario Bravo, se encuentra una referida a un alquiler de casetas realizado en el año 2000, además de otra serie de facturas que alcanzan un valor de 582.000 euros por la limpieza de distintos centros educativos que no habían sido consignadas en el presupuesto del año pasado.

Este reconocimiento de deuda se une al realizado el pasado mes de noviembre que alcanzó un coste de poco más de 3,1 millones de euros por una serie servicios, como es el caso de los 40.000 euros en facturas a la empresa que gestiona la perrera. "Nuestra intención es reconocer todas las facturas de gasto contraídas y que el trámite administrativo no sea un obstáculo para no pagarlas", aseguró el edil de Economía. En la misma sesión, se dio el visto bueno a la creación de una nueva empresa municipal a través de la cual se gestionará el programa de renta básica de inserción laboral, una iniciativa destinada a los desempleados de la localidad. Al respecto, la edil de Recursos Humanos, Lourdes Burgos, informó que de las más de 1.900 solicitudes que se presentaron para acogerse a este programa 575 personas siguen interesadas. El Ayuntamiento consignó una partida de dos millones de euros en el presupuesto de 2012 para esta acción social.

Los beneficiarios disfrutarán de contratos temporales de seis meses, para desempeñar labores relacionadas con la limpieza y el acondicionamiento tanto de zonas urbanas como rurales. Para determinar los beneficiarios se puso en marcha un proceso de baremación en el que se tiene en cuenta la renta de los núcleos familiares. Sin embargo, la creación de esta empresa municipal no fue vista con buenos ojos por los partidos de la oposición. El PSOE está a favor de la creación de este tipo de programas sociales, aunque no está de acuerdo en la forma en la que se ha gestionado. En este sentido edil socialista Nicolás Cruz afirmó que se deberían haber determinado las áreas de actuación "ajustadas" a la realidad del tejido empresarial del municipio, mientras que el concejal de Alternativa Mijeña, Juan Porras, apostó por realizar una gestión directa desde el Consistorio. Por su parte, el concejal no adscrito, José Manuel Tovar, calificó el objeto social de la nueva empresa como "un cajón de sastre".

En respuesta, Burgos señaló que es imposible contratar a estos desempleados a través de empresas ya existentes, pues informó que, por ejemplo, Mijas Comunicación se dedica a administrar los medios municipales, mientras que la entidad Recursos Turísticos Mijas cuenta con un capital mixto. Además, el alcalde, Ángel Nozal, argumentó que el Ayuntamiento tiene que recurrir a operaciones de crédito para poder pagar las nóminas de la plantilla, unas operaciones de las que afirmó que son complicadas de conseguir debido a la situación del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios