El Ayuntamiento pedirá la demolición de Marymar si se cierra o cambia de uso

  • La Corporación muestra su rechazo a que la residencia de ancianos cierre sus puertas

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Benalmádena no quiere permanecer ajeno al cierre de la residencia de ancianos Marymar, dependiente de la Obra Social de Unicaja. Desde el ente informaron de que los 62 residentes que aún permanecen en el inmueble deberán abandonarlo antes del 31 de mayo, fecha en el que se cerrará el edificio a la espera de las conclusiones de un estudio técnico que determinará su futuro.

Ante la inmediatez de los plazos, el Consistorio mueve ficha y, en el transcurso de un Pleno ordinario, aprobará hoy una moción institucional para mostrar el rechazo ante este cierre. En el texto se recoge la intención de pedir, en el caso de que se mantenga el cierre de las instalaciones o que se cambie su uso a otro que no sea el de atención a los mayores, que la Dirección General de Costas ejecute la demolición de la edificación, al ocupar miles de metros cuadrados de zona de dominio público marítimo-terrestre. La residencia, situada en la avenida Antonio Machado, fue construida a mediados de los años sesenta y cuenta con ocho plantas.

Pero la moción no termina ahí. También solicita información sobre las medidas que se han pensado adoptar para reubicar a los ancianos y el futuro de la plantilla de trabajadores, ya que en estas instalaciones trabajan 45 personas. Además, el Ayuntamiento advierte de que la decisión de cierre sin límite también obligaría a revisar acuerdos comerciales y económicos.

El alcalde, Enrique Moya, explicó que hace semanas numerosos familiares de los residentes se pusieron en contacto con el Ayuntamiento para mostrar su preocupación por la clausura de la residencia. En la exposición de motivos de la moción, recoge que hace poco tiempo visitó las nuevas dependencias que habían sido reformadas, por lo que calificó la decisión de clausura como "incomprensible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios