El Ayuntamiento usa a una menor en su pugna con el director de un instituto

  • Los comentarios de la alumna en una red social abren de nuevo la polémica entre las dos partes

La pésima relación entre el alcalde de Benamocarra, Abdeslam Lucena, y el director del instituto del municipio, Manuel Ruiz Cazorla ha salpicado de lleno a las aulas. Unos comentarios en las redes sociales emitidos por una menor han sido el detonante para que el Ayuntamiento ponga en cuestión el trabajo del cuerpo docente y directivo del centro. Su difusión pública ha acrecentado la polémica que vuelve a tener un corte ideológico. La raíz está en el hecho de que el director fue el portavoz socialista de la Corporación en 2007.

Así, el Ayuntamiento se hizo ayer eco parte de los mensajes que una alumna escribió en Facebook en los que decía que "en el instituto de Benamocarra para poder sacarte la ESO tienes que tener el carnet del PSOE, si no tienes ideas política, te decantas por otro partido o simplemente no se sabe de qué partido eres no tienes nada que hacer". Sin embargo, obvió otros comentarios en los que la alumna tachaba a los profesores de "sin vergüenzas" y de que "sólo sirven para aburrir a los niños en vez de animarlos" y continuaba: "Aquí solo llegan a donde quieren los que ellos quieren". Tras tener conocimiento de los hechos, el director envío una carta a la madre pidió la retirada de los comentarios, una rectificación y una disculpa con el fin de "no menoscabar el honor del profesorado" así como "restituir su imagen y honor". Además le advertía que su retirada serviría "para ahorrarle problemas derivados de la actuaciones legales que pudiese llevar a cabo el centro" ya que se trataba de una falta muy grave. Ruiz Cazorla también lo puso en conocimiento de la Guardia Civil.

Sin embargo, esta acción ha sido entendida por el Ayuntamiento como "una persecución ideológica a una menor" cuyo nombre ha trascendido por el comunicado emitido por la administración local. Así, la concejalía de Educación decidió mostrar su apoyo a la joven y decidió poner en conocimiento del Defensor del Menor estos hechos "para que se tomen las medidas oportunas al respecto" ya que consideran que "no se pueden tolerar que en un centro público una menor se sienta perseguida". Además, según indicaron, están estudiando poner en conocimiento los hechos ante la Fiscalía de Menores, "dado que son frecuentes los incidentes que vienen ocurriendo en el Instituto en los últimos años por cuestiones políticas".

Ruiz Cazorla defendió en todo momento que el hecho de enviar la carta no tuvo otro fin que "restituir la dignidad de los profesores que hayan resultado ofendidos". "Son comportamientos que hay que parar por respeto a la comunidad educativa", insistió el director que argumentó que "no tienen nada que ver con el fondo ideológico" sino con la "ofensa a los profesionales del centro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios