El Ayuntamiento cede una parcela a la Junta para construir un instituto

  • Los terrenos tienen una extensión de 5.700 metros cuadrados ubicados en la zona de Retamar

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Benalmádena pondrá a disposición de la Junta de Andalucía una parcela para la construcción de un nuevo instituto en el municipio ante la necesidad de un nuevo centro educativo de enseñanza secundaria. Se trata de un terreno de unos 5.700 metros cuadrados, espacio que cumple con los requisitos exigidos por la administración autonómica para este tipo de instalaciones, tras la adhesión de una parcela privada a unos terrenos públicos situados junto al Mariposario, en la zona de Retamar.

"Consideramos estos terrenos idóneos porque se encuentran en una excelente ubicación en la zona de expansión urbanística del municipio", manifestó el alcalde de la localidad, Víctor Navas, quien al mismo tiempo celebró que se haya cerrado un acuerdo con el propietario de la parcela, "evitando así un largo proceso de expropiación, lo que va a agilizar los trámites con la Junta".

Por su parte, la concejala de Educación, Elena Galán, recordó que la intención es crear ahí un instituto de tres unidades, aunque no se descarta la posibilidad de incorporar también bachillerato. Asimismo, Galán informó de que el próximo paso será mantener un encuentro con la delegada provincial de Educación para certificar la idoneidad de los terrenos. "Ya hemos mantenido contactos previos con los técnicos de la Junta para mandarles los planos topográficos de la parcela", adelantó la edil.

La construcción de un nuevo instituto en Benalmádena pueblo es una reivindicación histórica por parte del colectivo de padres ante la creciente falta de plazas. Sin ir más lejos, el pasado mes de mayo la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del Colegio Jacaranda organizó una manifestación para exigir la construcción de este centro.

Por otra parte, la concejala de Igualdad y Bienestar Social, Irene Díaz, se reunió ayer con representantes de la Asociación de Mujeres Benalmádena-Arroyo de la Miel y los diez trabajadores de Adisma que comenzarán a vigilar las zonas públicas de aparcamiento a partir de este sábado. "Hemos incidido en la importancia del trato con el público, ya que nos encontramos en un municipio turístico", comentó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios