El Ayuntamiento rebaja en 4,5 millones una multa a Ávila Rojas

  • El PSOE critica que el PP ha incumplido un acuerdo de Pleno sobre el parking del Francisco Norte y el equipo de gobierno de Muñoz echa la culpa a la Gestora

Ávila Rojas no podrá legalizar el Banana Beach, pero según denunció ayer el PSOE, el Ayuntamiento de Marbella ha rebajado en 4,5 millones de euros la multa que su promotora Naviro Inmobiliaria 2.000 debía pagar por construir un aparcamiento en suelo público deportivo. El promotor finalmente sólo tendrá que pagar 1,5 millones de euros, a pesar de que no se ha cumplido un acuerdo plenario de abril de 2009.

En dicho Pleno se acordó que la empresa debía finalizar las obras, tanto del parking del Francisco Norte (700 plazas), como de una plaza superior en la que se incluía equipamiento deportivo. Sin embargo, según el PSOE "se ha tenido conocimiento de que el Ayuntamiento ha dejado sin efecto este acuerdo para que dicha empresa acometiera de nuevo las obras, por lo que la situación de este espacio se encuentra como al principio", apunta el edil de la oposición Javier de Luis. Precisamente el ahora concejal asistió, cuando era asesor técnico de Urbanismo durante la Gestora, al inicio del expediente contra Naviro Inmobiliaria "por construir un aparcamiento de dos plantas bajo rasante" cuando los terrenos "estaban calificados como equipamiento público deportivo, sin tener aprobado el proyecto de ejecución".

De Luis acusa al PP de "posicionarse siempre a favor del promotor en vez de de los ciudadanos". Y argumenta esta postura en que la sanción se ha ido retrasando, se ha llegado a un acuerdo con Ávila Rojas, que "no ofrecía garantías para la recuperación del Francisco Norte y que fue aprobado en Pleno por los populares, y una vez que el promotor ha incumplido el acuerdo, se impone la sanción, pero con una rebaja del 75%".

El PP ha basado su decisión de rebajar la multa en el artículo 208.2 de la LOUA que establece que "si el hecho constitutivo de una infracción pudiera ser legalizado por no ser disconforme con la ordenación urbanística, la sanción que corresponda según el apartado anterior se reducirá en un setenta y cinco por ciento de su importe". Los servicios jurídicos del Ayuntamiento añaden además que "la actuación habría sido legalizada mediante aprobación de proyecto de legalización de aparcamiento y sótano, y Básico y de Ejecución de terminación de obras del aparcamiento y nueva zona deportiva".

"Pero se da el hecho -aclara De Luis- de que dichos proyectos básicos y de ejecución no han sido aprobados, sólo se ha cedido el suelo al Ayuntamiento por lo que el PP ha legalizado la obra y ha rebajado la multa sin que la empresa haya cumplido ninguno de los requisitos".

El decreto de Alcaldía de diciembre de 2009 revela que el Ayuntamiento ha dejado sin efecto el acuerdo plenario con Naviro, por el incumplimiento, tal y como advirtió el PSOE pues no se han realizado las instalaciones deportivas, ni el reforzamiento de los pilares, ni se han ejecutado las obras en un plazo de 6 meses desde la adopción del acuerdo, ni se han realizado las obras de acondicionamiento de las calles colindantes y tampoco se han cedido las plazas de aparcamiento. Y en un decreto posterior del 12 de enero de 2010 se estima una alegación del promotor solicitando que se le aplique una rebaja del 75% de la sanción.

Por su parte, Félix Romero, portavoz del equipo de gobierno, argumenta que la reducción de la sanción es "consecuencia del expediente de legalización iniciado por la Gestora", o sea, "consecuencia directa de la actuación del PSOE". Sin embargo, no ha explicado nada sobre la anulación del acuerdo plenario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios