El Ayuntamiento retirará más de 300 vallas publicitarias ilegales

  • Operarios municipales comenzaron a quitarlas el viernes. La tarea no es fácil porque muchas están en terrenos privados y es necesario localizar a la empresa instaladora

Un descanso para los ojos. El Ayuntamiento de Marbella ha decidido poner freno a la proliferación de vallas publicitarias que, de manera ilegal, han ido ocupando en los últimos años las carreteras del término municipal.

La delegación de Vía Pública ha elaborado un informe que cuantifica en más de 300 los paneles de grandes dimensiones colocados sin los correspondientes permisos. La concejala responsable del área, Alicia Jiménez, explica que desde el viernes los operarios de la delegación de Obras han comenzado a retirar los que se encuentran en suelo público, que son aproximadamente el 25 por ciento de los que se instalaron de forma irregular.

Sin embargo, la mayoría de las vallas se localizan en terrenos privados, por lo que el Ayuntamiento no puede actuar directamente. En estos casos, tendrán que ponerse en contacto con las empresas instaladoras, que en ocasiones resulta imposible localizar porque en los paneles no aparece identificación alguna de sus propietarios, o con los anunciantes como responsables subsidiarios.

Jiménez indica que las empresas que instalaron tanto en parcelas municipales como privadas serán objeto de un expediente sancionador, que puede concluir con una multa de hasta 3.000 euros. Además, los infractores deberán asumir los costes del desmontaje de las vallas publicitarias.

Pero con esta decisión no sólo se intenta reducir la contaminación visual. La responsable de Vía Pública comenta que al no contar con los permisos necesarios, el Consistorio desconoce si estos carteles de grandes dimensiones cumplen con las correspondientes medidas de seguridad o si pueden ser "peligrosos" en caso de que sean golpeados con fuerza por el viento.

Aunque a diario se siguen topando con nuevas vallas colocadas ilegalmente, Jiménez dice que la mayoría de las que se encuentran en suelo público se concentran en la zona de Las Chapas, mientras que en San Pedro suelen situarse en terrenos de particulares.

Por otra parte, Vía Pública también va a proceder a la retirada de monopostes, nombre con el que se conoce a la estructura que alcanza varios metros de longitud con un cartel anunciador en su extremo, debido a que sólo 14 de los 50 existentes cuentan con el permiso municipal para ser instalado. Jiménez considera que al tratarse de un soporte que alcanza mucha altura, el riesgo de que puedan tambalearse es mayor que en las vallas tradicionales.

Para evitar que la publicidad siga campando a sus anchas, el Ayuntamiento va a revisar las ordenanzas existentes sobre este tema y hará todo lo posible para que sean de obligado cumplimiento, por lo que los interesados en utilizar alguno de estos sostenes deberán pedir permisos y presentar planos de las estructuras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios