Benalmádena bajará un 80% el coste de las licencias de apertura

  • Reduce el tipo impositivo del 0,8% al 0,71% y la tasa de residuos industriales hasta un 30%

El alcalde de Benalmádena, Enrique Moya; el primer Teniente de Alcalde, Jesús Fortes, y el concejal de Hacienda, Pedro Duarte, presentaron ayer un paquete de modificaciones en las ordenanzas fiscales referidas a la tasa de apertura de establecimientos, al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y a la recogida de residuos sólidos urbanos.

Con respecto a lo primero, se rebajará el coste de las licencias de apertura en un 80% con el objetivo de fomentar el empleo e incentivar la creación de nuevos negocios. Mientras en 2009 se establecían cuatro euros por metro cuadrado, que se aplicaban a unos coeficientes correctores en base a las categorías de las calles, en 2010 las tasas de clasificarán por tipologías concretas.

En cuanto al IBI, el tipo impositivo situado en el 0,80% pasará al 0,71 %. Según explicó Moya, esta bajada beneficiará tanto los empadronados del municipio como a los que no lo estén. A este cambio se añadirá la bonificación puesta en marcha este año por el Ayuntamiento para reducir el impuesto hasta en un 60%, aunque no se podrá llevar a cabo antes del próximo año.

Por último, la tasa de residuos industriales contará con una reducción de hasta un 30%. Según adelantó Moya, se llevará a cabo un paquete de medidas que afecte tanto a empresarios como a ciudadano de a pie. Las ordenanzas fiscales se aprobarán de forma inicial en el próximo Pleno municipal, con el objetivo de que puedan ser aplicadas a principios del año 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios