Bernal anuncia una inversión de 150 millones que estaba bloqueada

  • El alcalde asegura que el proyecto se había paralizado por cuestiones "electoralistas"

El alcalde de Marbella, José Bernal, ha anunciado que la ciudad espera una inversión privada que asciende a 150 millones de euros que hasta el momento se encontraba paralizada "por un asunto meramente electoralista". No obstante, no ha querido precisar más detalles e información sobre dicha inversión, que se dará a conocer la próxima semana junto con el inversor del proyecto. Aunque se desconoce de qué tipo de inversión estaríamos hablando, el regidor señaló que generará empleo pues "incluirá un compromiso de contratación de vecinos de Marbella".

Así lo dio a conocer ayer el primer edil del municipio tras los contactos mantenidos durante el último mes con grandes inversores y empresarios, quienes asegura que les han transmitido su "sorpresa" ante la rápida respuesta de la alcaldía para mantener entrevistas y encuentros, "pues muchos llevaban tiempo solicitando una cita que no llegaba".

Por otra parte, respecto a proyectos de envergadura pendientes en el municipio, como la ampliación del Puerto de La Bajadilla, señaló que el nuevo equipo de gobierno desconoce la situación jurídica real del proyecto. Además, en una entrevista mantenida en la Cadena SER, reconoció haber mantenido reuniones con representantes del proyecto pero de los que desconoce "a quien representaban en realidad". "Se me han presentado varias personas diciendo ser representantes", expresó.

En la misma situación se encontrarían aún otros proyectos de gran envergadura, como el Plan Guadaiza o el traslado del Polígono La Ermita, cuyo destino parece, si cabe, aún más incierto después de que una nueva sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) vuelva a dar la razón a una empresa que recurrió contra el PGOU y anula las determinaciones previstas para llevar el polífono industrial a la Serranía.

Pese a todo, José Bernal aseguró estar negociando con inversores de la zona para hacerse con el proyecto, a la vez que exigirá a la sociedad competente a que cumpla los plazos establecidos, "en caso contrario, se arbitrarán los mecanismos de control para que efectivamente se haga efectivo lo que está acordado".

Finalmente, el primer edil ha vuelto a reconocer que la ciudad necesita un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aunque ha puntualizado que él lo va a hacer. "En estos momentos hay que trasladar a los empresarios estabilidad y abrir el melón del plan ahora, con un gobierno de pactos, sería imprudente", argumentó.

El regidor comentó que el sistema de compensaciones no está resultando "ágil", por lo que algunas infraestructuras pendientes de dichas compensaciones no pueden acometerse. Sin embargo, ha añadido que el PGOU puede seguir desarrollándose mediante modificaciones puntuales y acuerdos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios