La iglesia del Buen Consejo no solicitó licencia de ocupación de vía pública

  • El equipo de gobierno podría aprobar el derribo de la hornacina para devolverla a su estado

Continúa la polémica suscitada por la remodelación de la fachada de la iglesia Madre del Buen Consejo, obra del arquitecto Juan Cachón, hace apenas unos meses. Tras tener acceso al expediente de la obra, el portavoz de IU en el Ayuntamiento, David Tejeiro, denunció que esta no solicitó licencia de ocupación de vía pública, a la que tan sólo se le autorizó una licencia para la construcción "provisional y en precario" de un altar ya que ésta se llevaría a cabo ocupando parcialmente la calle. Altar que, sin embargo, se llegó a sustituir por una hornacina gigante que ocupa la totalidad de la acera, a la vez que se ha tapiado uno de los arcos de entrada y se ha cerrado el otro, con lo que ninguna de estas dos actuaciones estaba contemplada en la licencia concedida inicialmente para el altar.

De este modo, Tejeiro criticó que "no se ha solicitado ocupación de vía pública ni se ha emitido informe sobre dicha ocupación a pesar de que el técnico municipal lo consideraba necesario dado el porte de la obra". Ante estos hechos, el edil de la coalición de izquierdas, que ayer estuvo acompañado por el presidente de la Asociación Ciudadana para la Defensa de Torremolinos, Emilio Souto, y el arquitecto de la obra original de la iglesia, Juan Cachón, presentará un escrito por registro de entrada solicitando al alcalde la reposición de la obra, además de pedir una sanción económica para el responsable de la ejecución. Al mismo tiempo, planteó si la entonces concejala de Urbanismo, Patricia Ojeda, hubiera incurrido en algún tipo de conducta ilegal al firmar el decreto de autorización de obra sin que hubiera informe de ocupación de vía pública, además de la no comprobación posterior de que lo construido se ajustaba a lo solicitado.

El Ayuntamiento, aseguró que la posición del alcalde, José Ortiz, estaría en sintonía con la postura de David Tejeiro, con lo que la intención del actual equipo de gobierno de Torremolinos podría ser que esta vuelva a su estado original, para lo que sería necesario el derribo de la actual hornacina volviendo al estado anterior con dos arcadas laterales. La iglesia, catalogada de estilo mediterráneo o de relax, fue donada de manera altruista por su autor en el año 1974 al aún barrio de Torremolinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios