Carnero denuncia que se fraccionan obras para evitar que salgan a concurso

  • El dirigente del PSOE habla de "irregularidades" en dos contratos · El equipo de gobierno del PP le invita a acudir a los tribunales

El urbanismo de Benalmádena vuelve a estar en el punto de mira del PSOE. El secretario general socialista, Javier Carnero, denunció ayer que, supuestamente, el equipo de gobierno del PP de Enrique Moya (PP) ha realizado un fraccionamiento de los costes de dos obras "para evitar los controles elementales de contratación y así poder adjudicar directamente las actuaciones". En concreto, el socialista indicó que este método se ha llevado a cabo en la remodelación de la segunda fase de la Avenida Federico García Lorca y el arreglo de la Avenida Imperio Argentina. Carnero explicó que el coste de estas actuaciones "supera el millón largo de euros". Sobre ello, recordó que el Ayuntamiento puede adjudicar de forma directa un contrato sólo cuando su coste es inferior a 50.000 euros o invitando a tres empresas cuando el valor es inferior a 300.000 euros.

Por ello, solicitó al equipo de gobierno que "rectifique estas irregularidades y vuelva a sacar las obras a concurso", al detallar que, por ejemplo, las obras de Imperio Argentina se han fraccionado en siete partes. "Esa situación ya se había dado en anteriores gobiernos de Enrique Bolín; cuando llegamos a la Alcaldía en 2007 nos encontramos que el importe de obras también se había fraccionado para evitar el concurso", informó. Fuentes municipales indicaron que las acciones se han llevado a cabo "con los informes técnicos necesarios" y criticaron que el socialista sacase el tema "a un mes de las elecciones con intención de sacar rédito político".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios