Coín denuncia que paga 74.000 por aguas sin depurar y culpa a la Junta

  • El Ayuntamiento recibe las sanciones cuando la depuradora es responsabilidad de la Junta

El alcalde de Coín, Fernando Fernández, expresó ayer su disconformidad con la postura de la delegación de Medio Ambiente de la Junta en Málaga, que sigue sancionando al municipio por no depurar el agua cuando es la Junta la que tiene la obligación y competencia para crear la depuradora. "Anualmente el Ayuntamiento tiene que pagar un canon de vertidos de 38.000 euros, más las multas de 6.000 euros que hay que abonar cada dos meses a la Agencia del Agua, por lo que si seguimos a este ritmo de sanciones tendrían que salir todos los años 74.000 euros de las arcas municipales", destacó el alcalde en un comunicado de prensa. Fernández explicó que en una reunión mantenida en verano con el delegado, Francisco Fernández España, éste le mostró su sensibilidad con el problema y le dijo que dejarían de sancionar al Ayuntamiento, algo que, según el alcalde, no ha sucedido.

El regidor recordó también que en julio, el municipio se sumó a un plan de inversiones de la Junta para conseguir que se construya una depuradora ya que el anterior gobierno inició de manera independiente los trámites para poner en marcha su propia planta, saliendo para ello de la mancomunidad que formaba con Pizarra y Álora, pero el proyecto no ha avanzado desde entonces. El alcalde no descarta que se construya esa planta a través de la iniciativa privada si hay alguna empresa interesada, pero ante la situación económica considera que será complicado por esta vía y será la Junta quien tenga que cumplir el objetivo de vertido cero para 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios