Comienza la limpieza de los cauces fluviales para prevenir inundaciones

  • El río Guadalhorce y el arroyo Adelfas son los dos puntos en los que se está actuando

Casi un mes y medio van a durar las actuaciones de limpieza de cauces fluviales en Antequera. Una tarea que lleva a cabo la empresa municipal Egmasa de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía junto al Ayuntamiento, como actividad preventiva ante la proximidad de la época de lluvias. En estas primeras dos semanas ya estarán finalizados los trabajos en dos de los puntos que en años anteriores han provocado algunos problemas, como son el río Guadalhorce a su paso por Bobadilla Estación y el Arroyo de las Adelfas, en el polígono industrial del municipio.

En este sentido, la concejal de Medio Ambiente, Carmen Rosa Torres, que visitó ayer el citado arroyo, en el tramo en el que se llevan a cabo las tareas de limpieza, destacó que "en principio se va a actuar sobre los puntos más negros y propensos a producir inundaciones, aunque realmente son seis los lugares que hemos solicitado para que entren dentro del plan de emergencias que la consejería tiene para prevenir cualquier incidente relacionado con las inclemencias climatológicas". Asimismo, matizó que el acondicionamiento de los cauces se realiza todos los años para reducir los desperfectos de posibles crecidas de los ríos.

La premura de haber empezado las actuaciones en estas dos ubicaciones se centra en la proximidad de las mismas a la población, en concreto el Arroyo de las Adelfas, que se encuentra en pleno polígono industrial y el otro punto, que produce la inundación de la N-331, la antigua carretera de Córdoba, "si ese canal no se limpia ocurre lo que ya sucedió la primavera pasada, inundaciones y cortes en dicha carretera", añadió Torres.

Se trata de una actuación conjunta y coordinada entre la administración autonómica y la municipal que se inicia siempre en estas fechas pues "hay que esperar a que los arroyos estén secos para que puedan entrar las máquinas a realizar su trabajo, pues en caso contrario, supondría un peligro para quien realiza la actuación y la maleza tiene que estar seca para poder ser retirada fácilmente", comentó la concejala. En el Arroyo de las Adelfas se van a limpiar unos cuatrocientos metros sobre un cauce cuya profundidad alcanza los cinco metros, los mismos que tiene el canal de desagüe de la Laguna de Herrera a la altura de Campillos. También se llevarán a cabo trabajos de limpieza en el río Guadalhorce, que ya se limpió en la primavera pasada y se amplió su cauce a la altura de la pedanía de Bobadilla Estación, así como en el lateral del puente de acceso de la cañada real Sevilla-Málaga. En este mismo núcleo de población, se actuará en la acequia de la barriada La Torrecilla, en la calle Cortijo.

Además, en el Arroyo Serrano de Cartaojal, donde cuando hay inundaciones se produce el corte de la carretera de dicho anejo hacia Villanueva de Algaidas o en el Arroyo Pedro Gil, concretamente en la carretera N-331, kilómetro 115, en el desagüe de la Laguna de Herrera y en el canal de ésta, junto a la carretera de Campillos, desde el puente. Finalmente, se procederá a limpiar el Río de la Villa de Antequera, en la parte posterior de la iglesia del Carmen hasta la calle Cantarranas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios