El Consistorio pide a la Junta que arregle el camino del Higuerón

  • La carretera tiene un firme lleno de socavones y sin espacio para los pasos de peatones

La mejora de todos los accesos a Benalmádena es uno de los grandes caballos de batalla del Ayuntamiento de Benalmádena. El equipo de gobierno de Javier Carnero dio ayer un paso más en la reunión que mantuvo con la delegada provincial de la Junta de Andalucía, Dolores Carmen Fernández, en la que solicitó el arreglo de la carretera A-368, puesto que el mantenimiento de esta vía depende directamente de la administración andaluza.

Esta carretera, que transcurre entre las urbanizaciones de La Sierrezuela, El Higuerón y La Capellanía, tiene varios problemas de infraestructura, además de tener un firme lleno de socavones y sin un espacio destinado al paso de los peatones que supone un peligro para los transeúntes de la zona.

De hecho, en numerosas ocasiones los vecinos de las distintas urbanizaciones han solicitado el arreglo inmediato de esta vía, que tiene una longitud aproximada de dos kilómetros y medio, ya que por ella pasan cientos de coches diariamente. "Es una vieja petición que fue desatendida por el anterior equipo de gobierno, un hecho que lamentamos y que tratamos de subsanar cuanto antes", valoró el alcalde.

Carnero también explicó que de esta manera se cumple una de las promesas realizadas a su llegada a la alcaldía, puesto que se comprometió a agilizar los trámites y abogar por una solución rápida.

La delegada de Obras Públicas se comprometió a que esta ambiciosas obras se incluyan en el próximo Plan de Infraestructuras de la Junta de Andalucía.

"Será una reforma completa, con una renovación de todo el asfaltado y la creación de acerado en toda la vía y mejores accesos", explicó el alcalde de Benalmádena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios