El Consistorio realizará una modificación presupuestaria de 1 millón

El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria tendrá que apretarse una vez más el cinturón si quiere llegar a final de año con garantías para pagar créditos bancarios, a proveedores, nóminas y otros gastos. Según el interventor Gaspar Bokesa para llegar con suficiente liquidez requiere de unos 2,5 millones. No se trata tanto de los gastos generados en los últimos años, sino de la caída de ingresos que lleva experimentando desde el inicio de la crisis cuando entraba en las arcas municipales entre 8 y 9 millones procedentes del Urbanismo.

Aun así, según los números presentados ayer desde el área económica, en los últimos cuatro años no han mejorado las cuentas con respecto a 2011. Así, según explicó la deuda financiera asciende a 73,4 millones de euros. En ella se incluye tanto los créditos bancarios que es de 59,8 euros, como la comercial cifrada en 8,6 como la diversa en la que se incluye abonos pendientes a la Junta de Andalucía o al Ayuntamiento de Málaga y que se eleva a 1,9 millones de euros. Las facturas extrajudiciales suman 3,1 millones de euros. Esas son las cuentas que deja el Partido Popular frente a los 32 millones de euros de deuda financiera que según Bokesa dejó el PSOE y el PSIRV.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios