Cortan la luz por impago de varios servicios municipales de Benaoján

  • El municipio se quedó sin señal de televisión al verse afectado el repetidor · El alcalde dice que no se niega a pagar "pero he pedido las facturas y no me las dan"

El suministro eléctrico a las instalaciones de servicios no esenciales de Benaoján fue cortado ayer a primera hora. Los responsables de la empresa suministradora, Eléctrica Serranía, decidieron tomar esta drástica medida ante la "negativa" del alcalde del municipio, Francisco Gómez, a negociar un convenio para regularizar la deuda existente. "Lo único que queremos es firmar un compromiso de pago", aseguraba una portavoz de la eléctrica, que lamentaba que el primer edil hubiese rechazado las ofertas de negociación que se habían planteado hasta el momento. La última de ellas planteada el pasado viernes, según aseguró el abogado de la empresa.

La deuda acumulada por el Consistorio sería de 51.315 euros correspondientes a varios años de consumo ordinario, a los que se añadirían unos 215.000 correspondientes al consumo de la captación de agua que abastece al municipio. En este último caso la deuda se remonta hasta el año 1998.

No obstante, Gómez, aseguró estar "al día" de los pagos correspondientes al consumo ordinario, y aseguró con respecto al impago de la captación de agua que "no me niego a pagar, pero he pedido las facturas de la deuda y no me las facilitan". En este sentido, explicaba que en el Ayuntamiento no consta ni el contrato de suministro firmado en su momento con las condiciones aplicables ni las facturas.

Y mientras la vía de la negociación comenzaba a funcionar a media mañana, con una primera reunión que terminó sin acuerdo, los vecinos comenzaron a notar los efectos de la falta de electricidad en las instalaciones municipales. Fue la falta de señal de televisión la que despertó las principales sospechas y la mayor indignación entre los vecinos. "¿Qué no vamos a poder ver la tele?, es lo que nos faltaba", aseguraba una vecina al saber que la falta de señal se debía a la falta de electricidad en el poste repetidor de señal.

También se procedió al corte en el polideportivo, el centro Guadalinfo, la piscina municipal y su restaurante. Además, los operarios de la eléctrica trataron de instalar el limitador de potencia que ahora es obligatorio en el Ayuntamiento, aunque los agentes de la Policía Local habían recibido órdenes de impedir la manipulación del contador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios