Denuncia a una empresa municipal por modificar su contrato

Una monitora del APAL de Deportes, Rosaví Zumaquero, denunció a este organismo dependiente del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria por una modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Mañana comienza el juicio en el que también se trata la vulneración de los derechos fundamentales, integridad moral, libertad sindical y garantía de inmunidad ya que es delegada en la citada empresa municipal.

Según consta en la denuncia de Zumaquero, fue víctima de un "traslado diario completamente injustificado" del Pabellón Cubierto de Torre de Benagalbón a las instalaciones del antiguo polideportivo de calle Malvaloca. De las tres clases que ofrece, las de la última hora tiene que desplazarse hasta Rincón de la Victoria. Además, según indicó "al ser un lugar no apto" no hay suficiente demanda de usuarios. De hecho, según lamentó las clases de pilates para embarazadas, entre otras, se han suprimido por los cambios de programación a los que está sujeta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios