Desmantelan una importante organización delictiva dedicada a traficar hachís

  • La operación se ha saldado con 13 detenidos en Córdoba, Granada, Benalmádena e Irún · La organización operaba fundamentalmente en la provincia de Córdoba, además de en Granada y Sevilla · La droga intervenida alcanza un valor de 564.000 euros en el mercado

Trece personas de procedencia española y marroquí, entre las que figuran tres mujeres, han sido detenidas como presuntos integrantes de un grupo organizado dedicado al tráfico de hachís, principalmente en la provincia de Córdoba. La operación, coordinada desde la Jefatura Superior de Andalucía Oriental, con sede en Granada, se inició a principios de febrero a raíz de la investigación que el grupo de estupefacientes de la Comisaría Local de Motril mantenía sobre tres de los arrestados. Las pesquisas permitieron el pasado 9 de marzo la desarticulación de un punto de venta de estupefacientes en la localidad de Motril, así como la detención de tres personas y la incautación de alrededor de 8 kilogramos de hachís, 2.400 euros, así como otros efectos relacionados con la actividad delictiva.

Gracias a la labor de los grupos de investigación, así como la dirección de los Juzgados instructores de las diligencias, se procedía el 12 de mayo a la detención de otros tres implicados en la trama delictiva, detenciones que tenían lugar en el barrio granadino de Almanjáyar. El estudio de la información obtenida por los agentes de Policía Judicial daba como resultado la detención el pasado domingo 22 de otras cinco personas en la localidad de Benalmádena, cuando los mismos procedían al intercambio de 110 kilogramos de hachís, distribuida en pequeñas dosis para su venta (bellotas) y ocultas en garrafas de plástico. El total de la droga intervenida, aplicando la tabla de valoración elaborada por la Dirección General de la Policía, habría alcanzado un valor en el mercado ilícito de unos 564.000 euros. Los detenidos en esta ocasión se dedicaban a la venta y distribución de sustancias estupefacientes utilizando para ello dos establecimientos comerciales (bazares) en Córdoba, propiedad de los detenidos -todos ellos con relación familiar-. Estos bazares eran utilizados como tapadera de la actividad delictiva, por lo que oportunamente se solicitará su clausura.

Los cinco detenidos utilizaban a menores de edad, hijos de los detenidos, para el transporte de las sustancias estupefacientes desde sus domicilios o almacenes hasta los bazares, para su posterior venta a consumidores y transacciones más importantes a otros pequeños traficantes. Paralelamente y en una operación policial simultánea a la de la Costa del Sol, en la localidad de Irún se procedía a detener a otros dos integrantes del grupo delictivo, organización que se dedicaba a obtener sustancias estupefacientes de Marruecos para su distribución.

Por una parte coordinaban una red nacional con puntos de distribución en las provincias de Granada, Córdoba y Sevilla y, por otra, una vertiente internacional dedicada a la distribución de esta sustancia en el norte de Europa. La operación se ha saldado hasta el momento con un total de trece detenciones, habiéndose decretado prisión provisional para once de los detenidos, más de 210.000 euros intervenidos, 126,5 kilogramos de hachís incautados, diez vehículos de alta gama intervenidos, balanzas de precisión, teléfonos móviles, así como otros efectos usados en la actividad ilícita.

La operación policial se mantiene abierta a la espera de la detención de otras dos personas implicadas como cabecillas de la organización delictiva, ha informa la Policía en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios