Desvinculan al Consistorio y a la Mancomunidad del conflicto del vertedero

  • Un juez considera que no están vinculados con la demanda de un antiguo trabajador

El cierre de la planta de tratamiento de residuos de Entrerríos, situada en Mijas, vuelve a dar que hablar. La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental informó ayer que tanto esta entidad como el Ayuntamiento mijeño y la empresa Urbaser han quedado desvinculados del conflicto laboral originado por una demanda interpuesta por uno de los antiguos trabajadores del vertedero.

En concreto, en una sentencia del juzgado de lo Social número 3 de Málaga se especifica que tanto el ente supramunicipal como la empresa Urbaser, que actualmente gestiona la planta mancomunada de Casares, quedan fuera de la demanda, aunque las empresas FCC y FCC Medio Ambiente permanecen como responsables al considerar que el despido realizado era improcedente.

El conflicto laboral surgió tras el cierre de la planta mijeña en octubre del año pasado, cuando la empresa comunicó que el personal del vertedero debería ser asumido por Urbaser, ya que a partir de ese momento los residuos del municipio comenzaron a trasladarse a Casares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios