Empleados de Deportes dicen que el agua de la piscina es salubre

  • El PSOE denunció a principios de semana que la cloración no era correcta

En mitad de la pugna política entre el Gobierno de Ronda y la oposición municipal a cuenta de la cloración de las aguas de la piscina municipal cubierta entraron ayer, en bloque, los trabajadores del Patronato Municipal de Deportes.

Tres de los empleados, como representantes del resto de trabajadores de este organismo público, desmintieron a través de un comunicado que la piscina no sea salubre, como denunció el PSOE a principios de semana.

En el escrito, acompañado por sus más de 30 firmas, desmienten "las acusaciones indirectas hacia la labor de los propios trabajadores, que ponen en duda su labor en relación a los sistemas de climatización y cloración". Reza además el escrito que "las instalaciones están en perfecto estado por un trabajo efectivos de estos empleados".

El PSOE, en otro escrito, defendió que "no se ha puesto en ningún momento en tela de juicio la magnífica labor de los empleados del Patronato, puesto que las críticas estaban dirigidas a la gestión política del delegado de Deportes, Carlos Mirasol", del PA.

Después de que éste anunciara una denuncia contra el secretario del PSOE rondeño, Francisco Cañestro, por unas acusaciones "injuriosas" y "falsas", ayer la teniente de alcalde, Begoña Chacón (PP), también lo acusó de "mentir con mayúsculas" y negó que existan irregularidades en la cloración de las aguas de este servicio municipal en base a los análisis practicados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios